Pekín.- La nave de carga Tianzhou-5 fue lanzada con éxito para abastecer a la estación espacial Tiangong, que se encuentra en la fase final de construcción, informó la Agencia Espacial de Misiones Tripuladas (AEMT) de China.

El lanzamiento mediante un cohete Larga Marcha-7 Y6 tuvo lugar a las 10.03 hora local (2.03 GMT) desde la base espacial de Wenchang, en la provincia meridional de Hainan, y diez minutos después el carguero entró en su órbita designada, por lo que la AEMT consideró la operación «un completo éxito».

Esta es el primer lanzamiento con destino a la estación espacial china que se lleva a cabo desde que la infraestructura completó su configuración final en forma de letra «T», recoge el diario oficialista Global Times.

La Tianzhou-5, de acuerdo al rotativo, es el carguero espacial operativo con mayor capacidad de transporte del mundo en este momento, y puede desarrollar tareas como el envío de material para los tripulantes de la estación, prestar apoyo a operaciones en la órbita de la Tiangong o implementar el abastecimiento de combustible de la infraestructura.

En la misión iniciada hoy, la nave de carga lleva cinco toneladas de productos a la estación espacial china, incluyendo comida, material médico y productos de limpieza para los astronautas -conocidos en China como taikonautas-.

También transporta piezas de repuesto y mantenimiento para la estación, 1.400 kilos de combustible para reserva y varios tipos de semillas que se emplearán para experimentos de cultivo en el espacio.

La estación espacial china, cuyo nombre significa «Palacio celestial» en mandarín, pesará unas 70 toneladas y se espera que funcione durante unos 15 años orbitando a unos 400 kilómetros de la superficie terrestre.

En 2024, es probable que se convierta en la única estación espacial del mundo si la Estación Espacial Internacional, una iniciativa encabezada por Estados Unidos y a la que China tiene vetado el acceso por los lazos militares de su programa espacial, se retira ese año tal y como está previsto.

En los últimos años, el programa espacial chino ha conseguido éxitos como alunizar la sonda Chang’e 4 en la cara oculta de la Luna -primera vez que se logra- y llegar por primera vez a Marte, convirtiéndose en el tercer país -tras Estados Unidos y la extinta Unión Soviética- en amartizar.

 

EFE