Sad Pembroke Welsh Corgi lying on bowl full of dog food

Ciudad Guayana.-  Alimentar a la mascota para algunas personas es posible que no sea tarea fácil, por aquí damos a conocer una guía de alimentación que detalla el Dr. Ernie Ward donde expresa el contenido calórico de algunas de las golosinas comerciales para perros.

Hay que considerar que cuando se usan con atención y en porciones pequeñas, las recompensas de comida son un regalo del cielo. Es el tamaño, la frecuencia y la inutilidad de las golosinas lo que contribuye al problema de obesidad de las mascotas en Estados Unidos.

Al parecer, algunos dueños de mascotas tienen el hábito de repartir golosinas comerciales sin considerar el hecho de que los fabricantes de alimentos para mascotas no están obligados a enumerar la información nutricional y el contenido calórico de sus productos, y muy pocos lo hacen voluntariamente.

En su libro, el Dr. Ward revela el contenido calórico de algunas de las golosinas comerciales para perros más populares y detalla lo que un humano necesitaría comer para lograr el equivalente calórico.

Allí algunos datos vitales del Dr. Ward: para un perro de 10 libras, una sola golosina en forma de hueso, es el equivalente calórico de un ser humano que come dos donas glaseadas con glaseado de chocolate. Una golosina masticable con forma de tocino equivale a que un humano coma una popular hamburguesa con queso de comida rápida.

Asimismo, un perro de 20 libras, con una golosina masticable popular para la salud dental equivale a que bebamos tres batidos de chocolate de comida rápida de 16 onzas. Otra variedad “ligera” de golosinas para la salud dental es igual a comer un helado de chocolate caliente de comida rápida.

Para un perro de 40 libras, una golosina con sabor a mantequilla de maní y manzana es el equivalente a una gran cantidad de papas fritas de comida rápida para un ser humano. Para uno de 60 libras, una gran golosina “saludable” es como si comiéramos cuatro pechugas de pollo fritas de comida rápida.

Así también para los gatos, de 10 libras, una sola papa frita es el equivalente calórico de la mitad de una hamburguesa para nosotros. Y en serio, ¿quién come solo una papa frita? A mi generación se le enseñó que un platillo de leche (8 onzas) era la mejor manera de mostrarle a Kitty cuánto la amaban. ¡Este es el equivalente calórico de un humano comiendo CINCO barras de chocolate con leche tamaño king!

A un perro de 40 libras, solo la mitad de un hot dog de res equivale a que nos comamos un chuletón de 8 onzas como refrigerio. Mientras que, a uno de 80 libras, un huevo grande grado A revuelto es el equivalente calórico de una rebanada de pan francés con mantequilla para un humano.

Agencia