Cómo recuperar tu rumbo: La estrategia D.A.R.

Una persona confundida genera confusión, una persona concentrada genera claridad

95

Una encrucijada es ese estado en el que la confusión, la ansiedad y la indecisión toman control de nosotros haciendo que nuestros niveles de productividad disminuyan, o en muchos casos, desaparezcan.

Este artículo está diseñado para enseñarte el paso a paso del cómo regresar al camino correcto en el menor tiempo posible.

Una persona confundida genera confusión, una persona concentrada genera claridad. Quiero mostrarte cómo ser luz en medio de tanta oscuridad.

Aplica la estrategia D.A.R

  1. DEFINE TU REALIDAD

¿Cuál es tu punto de partida? Si no sabes dónde estás no podrás moverte a un mejor lugar, es momento de enfrentar tu realidad para poder transformarla.

Define tu situación presente aplicando el principio de realidad, en otras palabras, debes ver tu vida por lo que es, no por lo que quisieras que fuera. Debes colocar ambos pies en tierra.

Escribe todo lo necesario para conocer donde te encuentras con exactitud en cada área de tu vida. La manera más rápida de responder la pregunta ¿Soy feliz? Es definir al detalle nuestro presente.

  1. ANOTA TUS SUEÑOS

No tengas miedo de expresar lo que tanto has guardado, esconderlo no sirve de nada, es momento de manifestar esos sueños y deseos que por alguna razón no te atreves a contar.

Esta es una cita contigo.

No subestimes ningún sueño por más tonto o imposible que parezca, esta es tu oportunidad de mirar hacia adentro y dejar en evidencia los deseos de tu corazón.

Te aseguro que al cumplir este paso, algo dentro de ti se encenderá. 

  1. REORGANIZA TU PLAN

Cuando vacías tus sueños en papel, estás un paso más cerca de llevarlos a la realidad. Para seguirte moviendo necesitas un plan.

¿Cuántas veces has leído y escuchado ‘plasma tus ideas’ y has seguido adelante sin darle la menor importancia a este consejo? escribir es la CLAVE principal para ordenar tus pensamientos y tener claridad acerca de lo que quieres.

Empieza a escribir todo lo que pase por tu mente con respecto al cómo alcanzar tus objetivos, todo lo que esté relacionado con eso que quieres ser, hacer y tener.

Ahora reorganiza las ideas. Dale estructura a todos esos pensamientos en algún tipo de orden que sea claro, sencillo y aplicable para ti.

Aquí te dejo un paso extra:

PIDE AYUDA

Está bien sentirse perdido, confundido y ansioso en medio de una encrucijada. Muchas personas pasan por esto a diario, el problema es que muchos se averguenzan de esto retrasando su progreso.

No buscan quien los ayude por temor al «que dirán».

Necesitamos mentores. Personas que ya estén donde queremos estar, tengan lo que queremos tener y sean un reflejo de quién queremos ser.

Las encrucijadas nos traen confusión, para escapar de ellas debemos definir nuestra realidad, anotar nuestros sueños y reorganizar el plan, en otras palabras, D.A.R.

Claro, pedir ayuda no está de más.

Así que manos a la acción.

Con amor,
Coach Bárbara Ortega
@coachbarbaraortega