¿Cómo terminar con una relación tóxica?

341

«Para terminar una relación tóxica, primero tienes que acabar con el veneno que llevas dentro y esto se logra sacando a flote todo el amor que eres capaz de darte»

La capacidad de mantener una relación saludable se ha convertido en un privilegio de pocos.

Al parecer nos hemos declarado incapaces de estar junto a alguien sin fundirnos en el otro, sin perdernos a nosotros mismos.

Además nos declaramos incapaces de ser libres y dejar al otro ser libre dentro de la relación.

Por otra parte, hemos decidido adjudicar a la pareja la responsabilidad de nuestra felicidad, de nuestro bienestar y hasta de nuestra paz mental.

Estas son las 3 razones fundamentales de los grandes problemas existenciales de una relación de pareja, yo misma viví dentro de una relación tóxica hasta que decidí hacerme cargo del 50% de veneno letal que le inyectaba a la relación.

Hoy quiero dejarte claro que el verdadero problema está en ti, puesto que:

– Tu [email protected] elegiste a el o ella.

– Tu has decidido quedarte con el o con ella.

– Tu esperas de otros lo que tu [email protected] no te atreves a darte.

– Tu y tu bendito ego te impiden responsabilizarte.

Así mismo quiero que sepas que hay relaciones que pueden transformarse, ya sea para consolidarse o para romperse, pero definitivamente, si en este momento, vives una relación tormentosa algo necesita cambiar y como no puedes cambiar al otro, necesariamente tienes que empezar a cambiar tú.

Aquí te voy a dejar 3 comprensiones profundas que cambiaron mi perspectiva, mi relación y mi vida, espero que tú también puedas tenerlas.

 

  1. La pareja no es culpable de nada, tú eres responsable de todo:

Si tu pareja te daña física, mental y espiritualmente es porque se lo permites, necesitas salir de rol de víctima y hacerte responsable.

La victimización es un veneno letal que te va cegando y te impide ver las cosas de forma clara y actuar con objetividad, es una porquería que no sirve para nada más que para hundirte, pues entierra tu poder personal, ese poder que tienes de elegir y decidir hacerte responsable de tu vida.

Cuando admitas que tu pareja no es culpable de nada porque no es responsable de tu vida, ni de tu paz mental, ni de tu felicidad, entonces tomarás la batuta de lo que te corresponde.

Comprende que nadie te dará lo que no te das y que mientras mantengas la puerta abierta para que te dañen, eso mismo harán.

¿Tienes claro lo que te estás dando en éste momento de tu vida?

¿Te das amor?

¿Te das respeto?

¿Te das atención?

Si la respuesta es no, entonces ¿Como pretendes que otros sepan que es lo que te gusta y estas [email protected] a recibir?

¿Tienes claro lo que estas permitiéndote recibir de otros?

Evalúa cuáles son tus límites y recuerda que si tú te dañas, para ti será normal que otros te dañen, pero NO, no es normal dañarse a si [email protected] y mucho menos permitir que otros lo hagan contigo.

 

  1. Tu pareja vino a mostrarte tus carencias emocionales:

Esto me pasó a mí y lo he visto en muchos clientes que he atendido durante estos años de terapia.

Definitivamente buscamos en otros, sobretodo en nuestras parejas, lo que no recibimos y quisimos recibir de nuestro padre o nuestra madre, ahí radica el gran vacío que queremos llenar de forma inconsciente a través de otros.

Pregúntate ¿Que esperaba de mi padre o mi madre y no recibí? Seguro encuentras la respuesta a ese vacío insaciable que has querido que tu pareja llene, de forma insistente y agotadora.

Empieza a revisar, a sanar y a buscar en las personas correctas lo que quieres y mereces.

 

  1. Tienes que tener claro lo que mereces:

¿Sabes lo que mereces más allá de lo que quieres o de lo que te gustaría tener?

Mereces todo lo bueno y lo bonito de la vida, por eso es necesario que empieces a revisar tus estándares, si tu estándar de bienestar y plenitud es bajo, si te conformas con cualquier cosa y con cualquier pareja, entonces eso será lo que la vida te concederá.

Sabemos lo que no queremos de un hombre o una mujer, pero no tenemos claro lo que SÍ queremos y esperamos de una relación y sobretodo, no somos ni la cuarta parte de la persona que queremos que nos acompañe.

-Quieres un hombre o una mujer con una mentalidad de abundancia, conviértete tú primero en esa persona.

-Quieres una mujer o un hombre [email protected], conviértete en una persona honesta.

-Quieres una mujer o un hombre responsable, conviértete en una mujer o un hombre responsable.

Recibirás lo que crees que mereces a nivel consciente o inconsciente, además esto va de la mano con esa visión que tienes de ti y de tu vida.

Entonces ten en cuenta que tu felicidad es tu responsabilidad, que tus carencias emocionales solo puedes solucionarlas tú y que recibirás de la vida lo que crees que mereces, incluyendo a tu pareja.

Sobretodo quiero que entiendas de una vez por todas que tu pareja no es tu [email protected], que tu pareja no te pertenece, que tu pareja es sólo eso tu pareja, no una extensión de ti, ni tu una extensión de ella o de él.

Recuerda: Mantén tu autenticidad, sigue disfrutando de lo que te gusta, jamás hagas lo que no te gustaría que te hagan y acepta a tu pareja así como es, sin pretender [email protected] Si sientes la necesidad de cambiar algo, cámbiate a ti o cambia de relación pero jamás pretendas cambiar al otro, estarás [email protected] al fracaso.

 

Con amor,

 

Coach Bárbara Ortega