Caracas.- La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) estima que una persona debe consumir 33 kilos de carne magra o 45 kilos de pescado, 60 kilos de huevos al año. En Venezuela, la ingesta de carne en el país se ubica en ocho kilos al año según la Federación Nacional de Ganaderos (Fedenaga).

En comparación a 2020, el consumo de carne subió dos kilos pero sigue siendo insuficiente. “Deberíamos estar consumiendo alrededor de 60 kilos de las cuatro especies y no llegamos a 24 kilos”, explicó Armando Chacín, presidente de Fedenaga, quien además informa que en el país hay 11 millones de reses aunque deberían existir 30 millones , lo que se traduce en “si mañana los venezolanos tuvieran poder adquisitivo, no hay carne suficiente para todos”.

La mayoría de las familias en el país trata de subsistir. El último estudio de los investigadores Luis Zambrano y Santiago Sosa de la Universidad Católica Andrés Bello, publicado este jueves, indica que los venezolanos han reducido hasta un 34 por ciento el gasto en alimentos y que 91,3 por ciento de los hogares venezolanos son pobres, 65,7 por ciento son pobres extremos.

Chacín explica a El Tiempo, que en la década de los 90, los venezolanos llegaron a consumir más de 60 kilos de carne al año.

Estos datos cobran más fuerza con otros estudios, por ejemplo, para octubre, el costo de la canasta alimentaria familiar conformada por 60 productos se ubicó en 385,37 dólares presentado un aumento de 57, 33 dólares en un mes. El alto costo de la vida es uno de los factores de la migración venezolana la cual se estima que para el 2022 llegue a 8,9 millones, casi tres millones más, según la Plataforma de Coordinación Interagencial para Refugiados y Migrantes de Venezuela (R4V).

El Nacional