Melbourne, Australia. La francesa Alizé Cornet, que acabó emocionada por su gesta, se alzó con una victoria marcada por el extremo calor en Melbourne Park al superar a la rumana Simona Halep (15) por 6-4, 3-6 y 6-4 y se clasificó por primera vez en su carrera para los cuartos de final de un ‘slam’.

La veterana tenista gala de 32 años se convirtió con 63 intentos en la jugadora con más apariciones en competiciones ‘major’ antes de alcanzar la ronda de cuartos de final, después de superar a la tailandesa Tamarine Tanasugarn que necesitó 48 participaciones para superar la cuarta ronda en Wimbledon en 2008.

“Aquella vez de verdad que me moría por jugar contra ti y trece años después todavía sigo aquí”, comentó a la entrevistadora y exjugadora Jelena Dokic respecto a la edición de 2009 cuando cayó en los octavos ante la rusa Dinara Safina y no pudo enfrentarse ante la reconvertida comentarista ‘aussie’.

“También me gustaría dedicarte un aplauso a ti porque eres un ejemplo de cómo pasar página y seguir adelante”, replicó la francesa a una Dokic que acabó llorando, en alusión a su recuperación después de los problemas que atravesó como tenista por culpa del trato abusivo de su padre y entrenador.

Respecto al choque, Cornet ratificó su óptimo estado de forma con una maratoniana victoria que se extendió hasta las dos horas y 33 minutos, después de superar en anteriores rondas a favoritas como la española Garbiñe Muguruza (3) y la eslovena Tamara Zidansek (29).

Los 33 grados complicaron aún más una batalla de largos peloteos que contaron hasta con 48 intercambios de más de nueve golpes, de los cuales 30 cayeron del lado de la jugadora de Niza.

Cornet tendrá la suerte de enfrentarse en sus primeros cuartos de final en ‘slam’ a la estadounidense Danielle Collins (27) después de que necesitara más tiempo en pista que ella (2h51) para sobreponerse a la belga Elise Mertens (19) por un ajustado 4-6, 6-4 y 6-4.

La tenista de Florida tendrá la oportunidad de clasificarse por segunda vez para las semifinales del Abierto de Australia después de que se convirtiera en la jugadora revelación de la edición de 2019 al quedarse a un paso de la final.

Swiatek accedió a cuartos tras ceder su primer set ante Cirstea

La polaca Iga Swiatek (9) accedió por primera vez a los cuartos de final del Abierto de Australia al superar a la rumana Sorana Cirstea por 5-7, 6-3 y 6-3 en un partido en el que encajó el primer set de la competición tras una lucha que superó las dos horas y media.

“Fue muy difícil permanecer calmada y vosotros me ayudasteis, así que gracias. He empezado fuera de ritmo y después del primer set estaba temblando”, comentó tras acceder a unos cuartos en los que se enfrentará a la estonia Kaia Kanepi o a la bielorrusa Aryna Sabalenka (2).

Swiatek se llevó un igualado duelo que continuó con el pleno de partidos decididos en el set definitivo en la jornada femenina de este lunes, a falta del último duelo entre la báltica y la bielorrusa.

La polaca, campeona de la edición de 2020 en Roland Garros, arrancó el choque excesivamente nerviosa pero reencontró finalmente su tenis para darle la vuelta ante una rival a la que no se había enfrentado anteriormente.

“Lloro tanto gano como cuando pierdo, así que no lo tengáis en cuenta”, le dijo entre después de romper a llorar ante un pequeño grupo de aficionados polacos que dieron los únicos gritos de ánimo que retumbaron en una despoblada Margaret Court Arena.

Swiatek, novena cabeza de serie de la competición, llegó a la cita con un balance positivo son su servicio después de mantener 22 de los 25 juegos al saque relativos a sus primeras tres rondas.

EFE noticias