La comunidad de Sierra Caroní en la Parroquia Pozo Verde, espera que le solvente el problema que presenta la sustitución de este transformador eléctrico. Foto cortesía

Ciudad Guayana. Desde hace más de 20 días los residentes de la comunidad Sierra Caroní han estado siendo suministrados de energía eléctrica por un transformador de 50 kilovoltiamperios (kVA) el cual les fue proporcionado por la empresa CORPOELEC, por ello denuncian no les he suficiente.

Vecinos declaran que anteriormente contaban con un transformador de 100 kVA el cual les cubría sin problema a 56 familias, dado que este fue alcanzado por un rayo y quedo fuera de servicio, solicitaron su reemplazo a través de la aplicación gubernamental Cuadrantes De Paz.

Por lo consiguiente estuvieron aproximadamente 2 meses sin luz, los cuales estuvieron sin funcionamiento los aljibes los cuales les suministran agua potable.

CORPOELEC les proporcionó un nuevo transformador el cual solo tendría la capacidad de 50 kVA, lo que les ha generado deficiencia de la luz e incluso llegado a dañar aparatos eléctricos como neveras, aires, bombillos, entre otros.

Nailenis Rincones, Arelis Zerpa, Oscarelis Castro son habitantes de esta comunidad y se encargaron de acercarse a las oficinas de CORPOELEC en tres ocasiones para exigir un cambio de este y solo recibieron por respuesta “somos conscientes del problema, pero deben tener paciencia”.

Nailenis Rincones, Arelis Zerpa, Oscarelis Castro son habitantes de esta comunidad y se encargaron de acercarse a las oficinas de CORPOELEC en tres ocasiones. Foto Leonardo Estanga

Acotan que incluso se lo reportaron al alcalde del municipio Caroní Tito Oviedo quien les afirmó que la compañía sí tenía para hacerles el cambio, por ende, se reunieron con Ángel Reyes, gerente de CORPOELEC, quien les respondió “que el alcalde también tenía dinero y podía cambiarles el transformador”.

Habitantes se encuentran preocupados por esta situación debido a que el 80% de las familias afectadas reciben agua potable de los aljibes, los cuales no reciben suficiente energía para funcionar.

Agregando que entre las 56 familias afectadas se encuentran personas con discapacidades, adultos mayores y personas asmáticas.

Concretizaron que si no reciben una solución tendrán que tomar acciones para que se les preste atención y puedan realizarles el cambio.

Leonardo Estanga – Pasante