El elenco brasileño buscará subir nuevamente a lo mas alto del tope del fútbol mundial. Foto Efe

Doha, Catar. Tras todo el ruido que ha generado la llegada de Brasil a Doha, donde la ‘Canarinha’ espera añadir la sexta estrella a su camiseta, llega su debut mundialista ante una Serbia que es vieja conocida de los brasileños, no solo por verse las caras en Rusia, sino por lo vivido hace siete años en el Mundial sub-20.

En ese campeonato los balcánicos sorprendieron a la generación de Gabriel Jesús en la final y la privó de un título que hubiera sido el sexto de Brasil en esa categoría y con el que hubiera igualado a Argentina.

Siete años después de aquella final perdida en Nueva Zelanda, Brasil, que solo recupera a Gabriel Jesús de aquella convocatoria, es amplia favorita ante unos serbios que mantienen a parte de la columna vertebral de aquel joven conjunto (Milinkovic-Savic, Rajkovic, Zivkovic y Velkovic) y añade mucho talento arriba, sobre todo con Dusan Vlahovic y Luka Jovic, y en menor medida con Aleksandr Mitrovic. No porque el del Fulham no meta goles, que los mete, sino porque un problema en un tobillo le puede apartar de la alineación titular este jueves.

Serbia no tiene miedo a los brasileños y su entrenador, Dragan Stojković, es claro. «Esto empieza cero a cero, así que ambos podemos ganar. No tenemos miedo a nadie, ni siquiera a Brasil», afirmó el serbio, que es consciente también de que está ante una generación única: «Es la generación dorada de Brasil».

El poder en ataque de los brasileños asusta, pero también conlleva dudas. Tite tiene que elegir entre una terna de delanteros que ya querrían muchas selecciones y esto conlleva decisiones. El técnico duda por optar entre Vinícius Júnior, la opción ofensiva, y algo más conservador, como tirar de Lucas Paquetá.

Una filtración del portal «Globoesporte» ayuda a pensar que será Vinícius, pero el potencial arriba de los serbios y la tendencia defensiva de Tite puede virar la decisión hacia Paquetá. El resto de dudas son menores; en el centro del campo el elegido será Fabinho, por encima de Fred, para acompañar a Casemiro, y en el centro de la defensa ganan la partida Thiago Silva y Marquinhos a Éder Militao, que se tendrá que conformar con el banquillo.

Richarlison, muy del gusto de Tite y ya recuperado de la lesión muscular que amenazó con apartarle del Mundial, arrancará arriba, escoltado por la estrella, Neymar, y Raphinha. «Nos impresionó desde el primer minuto sobre el césped», expresó Tite.

Ahora es momento para que la ‘Canarinha’ confirme todas las expectativas que hay puestas sobre sus hombros y que, tras cuatro decepciones consecutivas en Mundiales (2006, 2010, 2014 y 2018), es el momento de rejuvenecer la gloria de 2002 y dar la sexta estrella a un país que la anhela desde hace veinte años.

– Alineaciones posibles:

Brasil: Alisson; Danilo, Silva, Marquinhos, Alex Sandro; Casemiro, Fabinho, Paquetá; Neymar, Raphinha y Richarlison.

Serbia: V. Milinkovic-Savic; Milenkovic, S. Mitrovic, Pavlovic; Zivkovic, Gudelj, S. Milinkovic-Savic, Kostic; Tadic; Vlahovic y Jovic.

Árbitro: Alireza Faghani (IRA).

Estadio: Lusail Stadium (Doha).

Hora: 3:00 pm (hora venezolana)

Uruguay encara las ilusiones de Corea del Sur

No olvida ninguno de los futbolistas uruguayos cuanto les costó alcanzar el pase a Qatar 2022, cómo padecieron en las eliminatorias, al borde del fracaso, resurgidos a última hora a golpe de victorias a las órdenes de Diego Alonso, que rearmó y relanzó a la selección celeste rumbo a la fase final del Mundial, donde se presenta con toda la ambición y con todas las expectativas, pendientes de confirmación este jueves en su estreno ante Corea del Sur.

El sueño de reencontrarse con su pasado más reluciente (cuando fue el campeón original del torneo, allá por 1930 en Montevideo, y cuando protagonizó el ‘Maracanazo’, allá por 1950 en Brasil) y la convicción que le aporta la determinación de su técnico, la calidad de sus futbolistas, la fuerza de Fede Valverde, los goles infinitos de Luis Suárez y Edinson Cavani o la irrupción de Darwin Núñez se transforman en un desafío enorme, que no admite ni dudas ni concesiones, sólo victorias.

«Sabemos dónde queremos llegar, lo que queremos conseguir, pero lo más importante para nosotros ahora es hacerlo bien este jueves. Es el partido más importante. Sabiendo lo que queremos conseguir, no podemos perder de vista lo más próximo. Si lo perdemos de vista, podemos cometer errores de los que nos podemos arrepentir. El camino es el partido a partido», avisa Diego Alonso, con siete victorias en sus nueve partidos al frente de la selección, con una derrota, un empate y sólo dos goles en contra.

El técnico ha mezclado la experiencia de los últimos campeones, aquellos hombres que conquistaron la Copa América de 2011 en Argentina (Luis Suárez, Edinson Cavani, Diego Godín, Martín Cáceres, Sebastián Coates y Fernando Muslera), con futbolistas que se estrenaron en Rusia 2018 (Rodrigo Bentancur, Matías Vecino, Lucas Torreira, Guillermo Varela, Maxi Gómez…) y con la pujante generación joven que impresiona al planeta, liderada por Fede Valverde, un futbolista llamado a hacer historia de azul celeste, o Darwin Núñez, lanzado al Mundial con siete goles en sus últimos nueve duelos con el Liverpool.

Las derrotas de Argentina, 1-2 con Arabia Saudí, o Alemania, 1-2 contra Japón, advierten al equipo uruguayo en la primera cita en Qatar 2022, con el estrecho margen que permite un grupo con otros tres competidores, teniendo en cuenta que los otros dos (Portugal y Ghana) adquieren sobre el papel una dimensión mucho más expresiva que su adversario de este jueves, el vigésimo octavo del ránking FIFA. Uruguay es decimocuarto.

Es una prueba de fuego el partido contra Corea del Sur, que dispondrá de Son Heung Min, provisto de una máscara diseñada por el Tottenham que protegerá todo lo que ocurra alrededor del ojo dañado el pasado 2 de noviembre y que lo mantenía en duda hasta ahora, aunque Paulo Bento, su técnico, confirmó que estará disponible en el estadio Ciudad de la Educación de Doha, en el que formará en el once titular.

Su nombre lidera al equipo surcoreano, que sólo ha perdido uno de sus nueve encuentros más recientes (3-0 contra Japón) en el recorrido hacia el Mundial. No tiene ninguna presión ni en el primer partido ni el global de la Copa del Mundo, en la que su mejor posición fue el inesperado y controvertido cuarto puesto que logró en el torneo que acogió entre su territorio y Japón en 2002. En siete de sus nueve participaciones no pasó la fase de grupos.

No sólo eso, sino que apenas ganó seis de sus 34 encuentros en este torneo, con 34 goles a favor y 70 en contra, al tiempo que asume su inferioridad contra Uruguay, a la que mira con sumo respeto, con el indudable pensamiento de que deberá hacer un partido de altísimo nivel, casi perfecto, para competir con un equipo de las cualidades del uruguayo, pero también con la certeza de que su rival nada más venció uno de sus últimos siete debut en el torneo.

En Uruguay es baja Ronald Araujo, que prosigue con su recuperación de la avulsión del tendón del aductor largo del muslo derecho que se produjo el pasado 24 de septiembre y de la que fue operado cuatro días después, hace 56, para entrar en juego en el Mundial, aunque el Barcelona solicitará a la Asociación Uruguaya de Fútbol que frene de manera inmediata el tratamiento al que está sometiendo al jugador, porque el club azulgrana considera que se está poniendo «en grave riesgo» la salud del central.

Sin él, con el resto de jugadores disponibles, en un estado «excepcional», según remarcó el técnico en la víspera, Diego Alonso ultima su once para abordar a Corea del Sur, con dos incógnitas: la primera pasa por el lateral derecho, por el sustituto de Araujo, entre Martín Cáceres o Guillermo Varela; la segunda, por una de los plazas del centro del campo, entre el mejor ’10’ del campeonato brasileño, Giorgian de Arrascaeta, o Nico de la Cruz, ambos tras una gran temporada con sus clubes, Flamengo y River Plate.

El resto del once parece definido, si acaso con la única duda entre Diego Godín o Sebastián Coates para formar en el centro de la defensa junto a José María Giménez, con más posibilidades para el capitán uruguayo, ya restablecido de la dolorosa y sufrida tendinitis en la rodilla que lo mermó en las eliminatorias, en el pasado, de la que ya está repuesto para irrumpir en su cuarto Mundial, igual que Fernando Muslera, Cáceres, Luis Suárez y Edinson Cavani.

Muslera será suplente en la portería, que le corresponde desde la llegada de Diego Alonso a Sergio Rochet, con seis de sus ocho partidos como internacional imbatido. Tampoco estará en la alineación inicial Cavani, ya superados sus problemas en el tobillo, a la espera en el banquillo, como recambio de Luis Suárez, el mejor goleador de la historia de Uruguay, y Darwin Núñez, que se estrena en el torneo. Son los dos hombres elegidos para el ataque.

Mathias Olivera, por el lateral izquierdo, y Rodrigo Bentancur, Matías Vecino y Fede Valverde, en el centro del campo, completan la probable alineación con la que Diego Alonso expondrá ante el mundo hasta dónde puede llegar Uruguay en Qatar 2022. «Nuestra historia y esta camiseta nos exigen ganar», advierte Diego Godín, el futbolista de todos los tiempos con más partidos con el conjunto celeste.

– Alineaciones probables:

Uruguay: Rochet; Cáceres o Varela, Giménez, Godín, Olivera; Valverde, Bentancur, Vecino, De Arrascaeta; Luis Suárez y Darwin Núñez.

Corea del Sur: Kim Seunggyu; Kim Moonhwan, Kim Minjae, Kim Younggwon, Kim Jinsu; Jeong; Kwon, Lee Jaesung, Hwang Inbeom, Son Heung Min; Hwang Uijo.

Árbitro: Clement Turpin (Francia).

Estadio: Ciudad de la Educación.

Hora: 9:00 am (hora venezolana)

 

Los próximos juegos del Mundial Catar 2022

Jueves 24 noviembre

6:00 am G Suiza vs. Camerún (Estadio Al Janoub)

9:00 am H Uruguay vs. Corea del Sur (Ciudad de la Educación)

12:00 pm H Portugal vs. Ghana (Estadio 974)

3:00 pm G Brasil vs. Serbia (Estadio Lusail)

 

Viernes 25 noviembre

6:00 am B Gales vs. Irán (Estadio Ahmad Bin Ali)

9:00 am A Catar vs. Senegal (Estadio Al Thumama)

12:00 pm A Países Bajos vs. Ecuador (Estadio Khalifa)

3:00 pm B Inglaterra vs. Estados Unidos (Estadio Al Bayt)

 

Sábado 26 noviembre

6:00 am D Túnez vs. Australia (Estadio Ahmad Bin Ali)

9:00 am C Polonia vs. Arabia Saudita (Estadio Ciudad de la Educación)

12:00 pm D Francia vs. Dinamarca (Estadio 974)

3:00 pm C Argentina vs. México (Estadio Lusail)

 

Domingo 27 noviembre

6:00 am E Japón vs. Costa Rica (Estadio Ahmad Bin Ali)

9:00 am F Bélgica vs. Marruecos (Estadio Al Thumama)

12:00 pm F Croacia vs. Canadá (Estadio Khalifa)

3:00 pm E España vs. Alemania (Estadio Al Bayt)

 

Lunes 28 noviembre

6:00 am G Camerún vs. Serbia (Estadio Al Janoub)

9:00 am H Corea del Sur vs. Ghana (Estadio Ciudad de la Educación)

12:00 pm G Brasil vs. Suiza (Estadio 974)

3:00 pm H Portugal vs. Uruguay (Estadio Lusail)

 

Martes 29 noviembre

11:00 am A Países Bajos vs. Catar (Estadio Al Bayt)

11:00 am A Ecuador vs. Senegal (Estadio Khalifa)

3:00 pm B Gales vs. Inglaterra (Estadio Bin Ali)

3:00 pm B Irán vs. Estados Unidos (Estadio Al Thumama)

 

Miércoles 30 noviembre

11:00 am D Túnez vs. Francia (Estadio Ciudad de la Educación)

11:00 am D Australia vs. Dinamarca (Estadio Al Janoub)

3:00 pm C Arabia Saudita vs. México (Estadio Lusail)

3:00 pm C Polonia vs. Argentina (Estadio 974)

 

Jueves 1 diciembre

11:00 am F Croacia vs. Bélgica (Estadio Ahmad Bin Ali)

11:00 am F Canadá vs. Marruecos (Estadio Al Thumama)

3:00 pm E Japón vs. España (Estadio Khalifa)

3:00 pm E Costa Rica vs. Alemania (Estadio Al Bayt)

 

Viernes 2 diciembre

11:00 am H Ghana vs. Uruguay (Estadio Al Janoub)

11:00 am H Corea del Sur vs. Portugal (Estadio Ciudad de la Educación)

3:00 pm G Serbia vs. Suiza (Estadio 974)

3:00 pm G Camerún vs. Brasil (Estadio Lusail)

 

Redacción SNPD con
información de Efe deportes