Influenza aviar

Las autoridades de Venezuela declararon en estado de alerta sanitaria en al estado Anzoátegui, Miranda, Nueva Esparta, La Guaira y Sucre tras detectar la presencia de influenza aviar en pelícanos.

En una resolución conjunta de los ministerios de Agricultura y de Ciencia, el Gobierno detalló que la alerta regirá «por un período de 90 días», contados desde 29 de noviembre.

El texto, difundido por la ministra de Ciencia, Gabriela Jiménez, indica que actividades de «inspección, monitoreo y vigilancia epidemiológica» en la población de Puerto Píritu, evidenciaron la presencia de «signos clínicos» compatibles con influenza aviar en pelícanos.

Se trata, prosigue el escrito, del «primer reporte» de este virus en Venezuela, «que hasta la actualidad históricamente ha sido libre de influenza aviar».

Medidas tomadas por el Ejecutivo

Entre las medidas consideradas por las autoridades destacan la cuarentena en los estados en alerta sanitaria, la prohibición de movilización de aves vivas y huevos fértiles desde los municipios Fernando de Peñalver, San Juan De Capistrano y Manuel Ezequiel Bruzual, de Anzoátegui, así como el sacrificio de aves positivas.

«Las epidemias de influenza aviar de alta patogenicidad se pueden propagar rápidamente, devastar la industria avícola y originar graves restricciones comerciales e incluso algunas cepas de la influenza aviar altamente patógena tienen la capacidad de infectar a las personas, representando una amenaza a la salud pública», advirtieron las carteras de Agricultura y Ciencia.

Tras publicar la resolución, la ministra Jiménez aseguró en Twitter que los «equipos técnicos se encuentran realizando las labores de seguimiento y vigilancia» ante la presencia del virus, y añadió que hay reportes semejantes de pelícanos contagiados en otros países de América.