Zulia.- La gobernación del estado Zulia inició este martes la demolición del Retén de Cabimas, catalogado por Omar Prieto como «la puerta al infierno». 

Según Prieto la edificación servía como escondite a los criminales. 

«Hoy hemos dado un paso histórico por la paz, la seguridad y la tranquilidad de nuestro pueblo: El cierre y demolición del Retén de Cabimas. Ahora, comienza la instauración de lo bueno y lo bonito: proyectos para espacios que le pertenezcan a la familia», precisó Prieto en Twitter.

El Gobernador había manifestado más  temprano que ese centro de detención se había convertido en una «puerta al infierno» por su «alto grato de peligrosidad».

«En el retén de Cabimas hemos ejecutado una operación para velar por los derechos humanos de los privados y privadas. A todos se les brindado un trato digno», defendió.

La máxima autoridad zuliana expresó además que de desde el Retén de Cabimas «se planificaban extorsiones, robos y sicariatos»; no obstante, no hizo mención a las enfermedades que abundan entre los encarcelados.

Los reos del retén fueron movidos a otro centro de reclusión cuando el viernes 22 de octubre 134 presos fueron trasladados a otro penal. Al día siguiente, otros 64 reclusos también fueron cambiados de cárcel.

La demolición de ese penal ocurre a menos de un mes de las elecciones regionales y un día después que se confirmara la visita del fiscal de la CPI Karim Khan a Venezuela.