Ciudad Guayana. El reconocido dirigente futbolístico Elio Quintal, posteó en su cuenta de Facebook, una interesante crónica, en la que resumió y además exaltó la figura del recientemente desaparecido jefe de utileros del Caracas FC, Gaetano Luongo.

Una nueva muerte cobrada por el terrible virus del Covid-19, que sigue azotando sin menosprecio de nada, a la población mundial, y llevándose los sueños y anhelos de quienes aquí en la tierra, dejan y dejaron muchas cosas positivas.

De Gaetano, pues todas las  bondades en su haber. Las que conocimos cercanamente en aquellos inicios del Caracas FC de la mano del Dr. Guillermo Valentiner, cuando él desde su muy cuidada parcela de utilero, y nosotros desde el campo del equipo de transmisión radial, que integrábamos junto a Bernabé Pérez Castaño, Jaime Ricardo Gómez y el también recientemente fallecido, Freddy Rosas, al que siempre he calificado como “mi maestro” en esto del periodismo.

Y precisamente en base a una agradable prosa, Elio Quintal, gran gerente del propio Caracas FC, por muchos años, dejó para el recuerdo, una especial crónica, que no podemos dejar pasar por alto, y que resume la vivencia de quienes están, y ahora no lo están, pero que en su paso por la vida, dejaron huella profunda y eterna.

La gráfica, es elocuente, llamativa, con Gaetano en medio de su gran pasión de vida, la utilería completa de los Rojos del Avila.

He aquí la crónica en referencia, y ah, decirles, que estoy seguro que Gaetano ya se encontró con Freddy Rosas, allá en el cielo, para hablar, de qué más, que de nuestro fútbol nacional, el que tanto respetamos y queremos.

HASTA PRONTO GAETA II

Gaetano era muy institucional y le brindaba  lealtad y fidelidad a todos los Entrenadores que dirigieron al club. Al igual que a todos los jugadores. Era una tumba.

Gaetano llegó a reunir a todos los Utileros del fútbol venezolano en un grupo de Whatsapp, a quienes orientaba y ayudaba. Todos sus colegas le guardaban un amplio respeto y mucha admiración.

Gaetano era un mago, se las sabía todas más 10, inventó hace 20 años una máquina para limpiar zapatos, sabía como estampar, borrar y colocar números y en las emergencias  resolvía.

Con Gaetano compartimos miles de viajes y millones de horas. Era costumbre llegar 5 horas antes de la salida de un vuelo, tanto en la ida como en la vuelta. Habitualmente llevaba como 50 bultos o más en su equipaje, todos con sus candados. Cuando lo mandaban a abrir un bolso para revisión de seguridad, el problema era conseguir la llave de ese candado, pero siempre la encontraba.

Gaetano además fue un DT campeón de Futsal por 5 años consecutivos, en los Torneos de las Empresas Vargas, dónde dirigió a Chita, Miguel Romero, John Giraldo, César Baena, José Manuel Vieira, Karim Assafo, Enzo Tropiano y también Carlos Valentiner. Este último, una vez le dijo, «si no me pones a jugar te despido» pero Gaetano con  mucha seguridad le contestó «botame, pero igual no vas a jugar».

Tiempos en donde se compartía mucho en lo social, jugar dominó, cenar, cumplir tercer tiempo en los juegos locales, vencer el  estres  que generaban los partidos, pero siempre en sana armonía y entre compañeros de trabajo.

Era alérgico al pollo. En todos los viajes había que pedir el menú diferente para él y se le complacia, porque Gaetano era Gaetano.

Se nos fue el gran Gaeta, el «Cascarrabias» como lo llamaba Javier Peralta.

Chao guerrero.  «Hasta el Lunes» como siempre acostumbrada despedirse. En algún lunes de algún momento nos volvemos a encontrar.” Paz a tus restos campeón…”

Rodrigo Malagón Forero