“En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: la venida del Hijo del Hombre recordará los tiempos de Noé. Unos pocos días antes del diluvio, la gente seguía comiendo y bebiendo, y se casaban hombres y mujeres, hasta el día en que Noé entró en el arca. No se dieron cuenta de nada hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos. Lo mismo sucederá con la venida del Hijo del Hombre: de dos hombres que estén juntos en el campo, uno será tomado, y el otro no; de dos mujeres que estén juntas moliendo trigo, una será tomada, y la otra no. Por eso estén despiertos, porque no saben en qué día vendrá su Señor. Fíjense en esto: si un dueño de casa supiera a qué hora de la noche lo va a asaltar un ladrón, seguramente permanecería despierto para impedir el asalto a su casa. Por eso, estén también ustedes preparados, porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que menos esperan”.

“Reflexión hecha por Luis Perdomo Animador Bíblico de la Diócesis de Ciudad Guayana. Venezuela

Hoy celebramos el primer Domingo de Adviento y el inicio de un nuevo año litúrgico, en el que nos estaremos confrontando con el Evangelio según San Mateo, correspondiente al ciclo A. Es tiempo para iniciar nuevos proyectos con actitud positiva y esperanzadora. Este Adviento tendría que ser mejor que el del año pasado y el de todos los anteriores, pero inferior a los que nos falta vivir, si seguimos la lógica que nos traza la historia de Salvación.

Y la liturgia diaria nos presenta el Evangelio de Nuestro Señor JESUCRISTO, Según San Mateo capítulo 24, versos del 37 al 44, en el que JESÚS, comparte con sus discípulos un discurso apocalíptico, utilizando varias imágenes, conocidas por ellos y que le sirven para ilustrar el momento de su segunda venida. El Maestro pide a sus amigos tener una actitud de vigilancia y del cumplimiento en Su Mandamiento, Y en vez de pronunciarse acerca del tiempo exacto de Su Venida, los invita a estar en constante vigilancia.

JESÚS les asegura que momento es incierto en cuanto al tiempo de su realización, pero lo que sí es seguro que ocurrirá y se llevará a cabo en medio de lo cotidiano, tal como ocurrió el diluvio en tiempo de Noé. Tampoco se hace valoración moral sobre las conductas de las personas, por eso explica: “que uno será tomado y el otro será dejado”, y ni siquiera alude a la corrupción de los contemporáneos de Noé, sólo describe lo sorpresivo que resultará la venida de CRISTO, para los que no estemos preparados y alerta.

Sin lugar a dudas que la advertencia está dirigida en primer lugar a los discípulos, porque son los que deben de estar más vigilante y atentos, ya que son los que más atención han recibido por parte del Maestro. Por eso es que JESÚS acentúa ese llamado constante a estar vigilantes y a un correcto discernimiento del signo de los tiempos.

Al confrontarnos con el texto, y ponernos en sintonía con el tiempo del Adviento, que estamos iniciando, adoptamos la actitud de vigilancia y de la espera del más grande acontecimiento que ha vivido la humanidad, después de su creación. Se trata de la Encarnación del Hijo de DIOS, para enseñarnos a ser más humanos. Por lo que es necesario tener una actitud de espera activa, preparada y atenta, para que muchos puedan también vivir a plenitud ese gozo de la espera, con nuestro testimonio de vida.

 Así que la oración, junto con la piedad popular deben ir acompañados de una serie de elementos externos que es la simbología, establecida por nuestra Santa Madre Iglesia, propia del tiempo del Adviento. Así tenemos que el color morado, signo de espera y no de funeral, la corona y las velas que vamos a encender cada Misa dominical, los arreglos del pesebre y la preparación de nuestras misas de aguinaldo, deben de ser expresiones que demuestren nuestro gozo y nuestra preparación, por el Advenimiento de nuestro Salvador.

Señor JESÚS, Tu invitación a estar vigilantes, en este tiempo que estamos comenzando es una muestra de Tu entrega por nosotros. Gracias por Tu Protección ya que, a pesar de nuestras dudas, de tantos miedos y retrocesos, no nos dejas solos, Gracias Señor Gracias.

Amén