Ciudad Bolívar.- Las instalaciones del módulo tipo II de La Sabanita, en el sector Los Aceiticos, fueron visitadas por la diputada Zaida Vahlis, al tiempo que se entrevistó con los médicos y personal de enfermería que prestan allí sus servicios, donde pudo constatar la realidad de un centro de salud tan importante para la capital bolivarense y estos manifestaron el abandono del módulo.

Vahlis, expresó que “la crisis humanitaria en materia de salud continúa en ascenso ante las penurias que existen en este módulo asistencial que atiende a más de 300 pacientes por día, pero lo lamentable, es que quienes gobiernan mantengan en abandono tan importante módulo”.

Manifestó la legisladora y jefa de la fracción parlamentaria de la Unidad Democrática en el CLEB, que urge la atención para el  sector salud que se mantiene en deterioro progresivo en la región, «es deplorable que se ponga en peligro la vida de estos ciudadanos ante la falta de insumos, servicios a lo interno y lo más importante una ambulancia para trasladar a los pacientes con urgencia a un hospital». 

Insumos

Aseguró además la parlamentaria, que el módulo carece de insumos tantos para pacientes, como para el personal médico y enfermero que les toca redoblar guardias nocturnas ante la insuficiencia de personal, aseveran que no hay seguridad por las noches, no  hay habitaciones de descanso para quienes laboran en esas horas nocturnas, impidiendo el buen desenvolvimiento de ellos.

Los pacientes que se encontraban a las afueras del módulo Los Aceiticos, como todos lo llaman, insistieron sobre  la falta de insumos y apoyo que amerita el módulo, ya que presta servicio a la comunidad e incluso a la parroquia y a sus alrededores.

Carencias

Denunció además la insalubridad que se presenta en el módulo ante un vertedero espontáneo dentro de las instalaciones, por la falta de recolección de desechos sólidos en la comunidad, lo que pone en riesgo a pacientes y personal del módulo, aunado a esto la falta de mantenimiento en sus estructuras.

«Es lamentable las condiciones de tan icónico centro de salud, donde hubo un buen tiempo que tenía una sala de parto, para descongestionar el hospital Ruiz y Páez, hoy la realidad es otra, hasta el techo del módulo se encuentra en franco deterioro con fuertes filtraciones a lo largo de la estructura generando humedad e inundaciones», concluyó.

 

Ivannia Moreno Palacios