Nueva Delhi.- La política india Droupadi Murmu aspira a convertirse el próximo 18 de julio en la primera presidenta de la India perteneciente a una comunidad tribal, después de que una alianza de partidos encabezada por el gobernante Bharatiya Janata Party (BJP) la nominase esta semana como futura jefa de Estado.

Murmu aterrizó este jueves en el aeropuerto Indira Gandhi de Nueva Delhi, donde cientos de seguidores aguardaban su llegada a la salida, algunos de ellos con flores que más tarde ofrecieron a la aspirante, que presentará mañana oficialmente su candidatura.

La política aborigen entró en la carrera presidencial con el apoyo del partido nacionalista hindú BJP, del primer ministro indio, Narendra Modi, que ostenta una mayoría parlamentaria, lo que todo apunta a que acabará triunfando en el proceso de votación.

Los miembros de ambas cámaras parlamentarias, junto con los representantes de las asambleas regionales, serán los encargados de participar en la votación para designar al futuro jefe del Estado.

Precisamente Murmu se reunió este jueves con el primer ministro, que destacó el apoyo masivo con el que cuenta la candidata por parte de la sociedad india.

«Su nominación presidencial ha sido apreciada en toda la India por todos los sectores de la sociedad. Su comprensión de los problemas de base y su visión para el desarrollo de la India es sobresaliente», escribió hoy Modi en Twitter tras su encuentro.

Murmu, de 64 años, nació en el seno de una familia de la comunidad étnica santal, en el oriental estado de Odisha. Su activismo por los derechos de las comunidades tribales dentro de su propio estado la han llevado a ganar reconocimiento y ocupar varios puestos de influencia en la región y dentro del BJP de Modi, que gobierna la India desde 2014.

Un año después de la llegada del primer ministro al poder, Murmu fue elegida gobernadora del estado oriental de Jharkhand, un puesto que ocupó hasta 2021.

Cuando esta semana se hizo pública su designación para la carrera presidencial, el primer ministro resaltó el origen humilde de Murmu como un elemento inspirador para «millones de personas, especialmente aquellas que han experimentado la pobreza y se han enfrentado a dificultades».

«Confío en que será una gran presidenta de nuestra nación», añadió.

La candidatura de «la hija de Odisha» supone un guiño a las comunidades tribales de todo el país, generalmente un grupo que viven en condición de pobreza y con limitados recursos económicos.

Su adversario será el candidato de la oposición, Yashwant Sinha, que encabezó el Ministerio de Finanzas y más tarde el de Exteriores en el gobierno del BJP entre 1999 y 2004, aunque abandonaría luego esa formación para unirse al potente partido regional que gobierna el estado oriental de Bengala, el Trinamool Congress.

 

EFE