Ejército de Colombia atribuye a la guerrilla ELN el asesinato de un militar

Bogotá.- El Ejército de Colombia responsabilizó este jueves a la guerrilla del ELN del asesinato del teniente César Salamanca Saavedra ocurrido en la región del Catatumbo, fronteriza con Venezuela.

Según un comunicado del comando de la Fuerza de Despliegue Rápido N.° 3, el teniente Salamanca Saavedra fue asesinado por guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN) que atacaron a la tropa que patrullaba en el municipio de Teorama.

“Este tipo de ataques se presentan como retaliación por las contundentes operaciones militares efectuadas en esta zona del país, que durante los últimos meses han golpeado y desestabilizado las capacidades financieras, logísticas y terroristas de las estructuras criminales que delinquen en el departamento de Norte de Santander”, añade la información.

El Ejército rechazó la acción y denunció “las graves infracciones al Derecho Internacional Humanitario, así como las vulneraciones a los Derechos Humanos que cometen los grupos armados organizados, atentando contra la integridad de la población civil y de nuestro personal militar”.

El ministro de Defensa, Guillermo Botero, rechazó el asesinato de este militar y advirtió que este crimen no quedará impune.

“Rechazamos el asesinato en Teorama, Norte de Santander, del teniente del Ejército César Salamanca Saavedra, orgánico de Fuerza de Despliegue Rápido N° 3. El oficial se encontraba en labores de registro de área cuando fue impactado por francotirador. Este crimen no quedará impune”, escribió Botero en su Twitter.

La Defensoría del Pueblo de Colombia también condenó el hecho y se solidarizó con la familia del teniente Salamanca.

Teorama hace parte del Catatumbo, una extensa región selvática situada en la frontera con Venezuela y que es una de las zonas más convulsas de Colombia por la presencia de diferentes grupos guerrilleros, entre ellos el ELN y las disidencias de las FARC; bandas criminales y narcotraficantes.

El Gobierno colombiano y el ELN comenzaron negociaciones de paz en febrero de 2017 en Quito y en mayo del año pasado fueron trasladadas a La Habana, donde la última ronda de diálogos concluyó sin resultados tangibles el 3 de agosto, cuatro días antes de la posesión de Iván Duque como presidente.

Los diálogos están en un punto muerto desde el atentado con coche bomba cometido por el ELN el pasado 17 de enero contra una Escuela de Oficiales de la Policía en Bogotá, que dejó 22 cadetes muertos y 66 heridos.

EFE