Lagos.- Un ataque aéreo del Ejército de Nigeria mató este martes al menos a 18 «bandidos» -término usado para designar a las bandas criminales que cometen asaltos- en una zona remota del noreste del país, informó hoy a Efe una fuente de las Fuerzas Armadas.

«Lanzamos una operación exitosa el 9 de agosto en la que 19 bandidos fueron neutralizados en un ataque aéreo en la aldea de Ukambo, que pertenece al estado de Kaduna», dijo a Efe una fuente militar que pidió su anonimato.

Esta fuente indicó que entre los muertos se encontraba uno de los cabecillas, llamado Alhaji Shanono, al que el Ejército estaba buscando.

Shanono había convocado a sus compañeros en la localidad de Ukambo para reunirse con ellos.

Además, las Fuerzas Armadas destruyeron en esta operación varias armas y motocicletas que los bandidos usaban durante sus ataques.

Los estados del centro y noroeste del Nigeria sufren ataques incesantes por parte de bandidos y secuestros masivos para lograr lucrativos rescates.

La violencia continúa a pesar de las reiteradas promesas del presidente nigeriano, Muhammadu Buhari, de acabar con el problema y del despliegue de fuerzas de seguridad adicionales en la zona.

A esta inseguridad en el noroeste de Nigeria se suma la registrada desde 2009 en el noreste por el grupo yihadista Boko Haram y, desde 2015, por su escisión, el Estado Islámico en la Provincia de África Occidental (ISWAP, por sus siglas inglés).

Ambos grupos han matado a más de 35.000 personas y han causado unos 2,7 millones de desplazados internos, sobre todo en Nigeria, pero también en países vecinos como Camerún, Chad y Níger, según datos gubernamentales y de la ONU.

Recientemente, también el sureste del país ha sido escenario de graves secuestros y asesinatos que las autoridades atribuyen a los separatistas del Pueblo Indígena de Biafra (IPOB, por sus siglas en inglés), un grupo de aboga por la secesión de ese territorio.

 

EFE