Las fuerzas gubernamentales han operado desde la frontera saudí

 

EFE

Saná.- Al menos 45 rebeldes hutíes han muerto en las pasadas 24 horas en combates con las fuerzas gubernamentales yemeníes en el sur y el norte del país, según fuentes del Ejército leal al presidente Abdo Rabu Mansur Hadi.

La página web afiliada al Ministerio de Defensa yemení «26 de Septiembre» ha informado del fallecimiento de 30 hutíes en el distrito de Murais, en la provincia meridional de Al Dalea, después de que estos lanzaran un ataque contra las tropas gubernamentales y fueran repelidos.

Al Dalea se encuentra en un punto estratégico de la geografía yemení y por ella pasa una carretera que une las zonas controladas por los rebeldes en el norte y las que están en manos del Gobierno de Hadi en el sur.

Por otra parte, la agencia de noticias estatal, Saba, ha asegurado que 15 hutíes fueron abatidos por las tropas oficiales en el distrito de Baqim, en la provincia septentrional de Saada, el principal bastión de los rebeldes.

El general de brigada Kanaan al Ahsab, citado por la agencia, detalló que los enfrentamientos entre los dos bandos estallaron cuando los hutíes atacaron una posición del Ejército en las montañas de Al Ahsab, próximas a la frontera de Arabia Saudí.

Las fuerzas gubernamentales han operado desde la frontera saudí los pasados meses en un intento de penetrar y avanzar en Saada y reducir el control de los rebeldes sobre esta provincia, que es también blanco de frecuentes bombardeos de la coalición militar capitaneada por Riad.

Los rebeldes controlan amplias partes del norte y el oeste del Yemen, incluida la capital, Saná, de donde expulsaron al presidente Hadi y su Gobierno, lo que provocó la intervención en marzo de 2015 de Arabia Saudí y otros países suníes en contra del movimiento chií.