Casi todas las calles se encuentran sin asfaltado, y el sector carece del servicio de aguas negras

Ciudad Guayana.- Las deficiencias en el servicio de agua son cada vez más evidentes en El Chaparral, comunidad perteneciente a Mini Fincas, parroquia Unare, Puerto Ordaz.

De esta forma lo denuncia Petra Azocar, habitante desde hace cinco años de dicho sector, y quien agrega que el suministro del líquido es irregular.

Señala que algunos días pasan hasta uno o dos días sin contar ni siquiera con una gota del servicio.

Mientras que, añade que en otras ocasiones cuando les llega se les va durante unas horas y, luego, les vuelve.

“Así pasamos durante todo el año. No sabemos con certeza por qué ocurre esto porque hemos denunciado ante Hidrobolívar”, puntualiza.

Subraya que otra de las deficiencias que tienen como comunidad es la falta de un alumbrado público en buenas condiciones.

Pérez asegura que les hacen falta bombillos a algunos de los postes que abastecen de electricidad a las calles principales.

“No todos los postes tienen energía, de noche es una guillotina. Es decir es sumamente peligroso”, apunta.

Como consecuencia de las carencias de un alumbrado público acorde, la delincuencia se ha apoderado de la comunidad.

La vía que está con dichas deficiencias es la avenida principal de Caronica, ya que solamente hay ciertos focos.

Pedro Guevara, residente de El Chaparral, agrega que atrás de la comunidad –en la calle Panamericana– los malandros desvalijan los carros y los dejan allí tirados.

“Los vecinos sentimos temor porque ahí también es un botadero de basura de todo tipo”, asevera.

Comenta que esta área, igualmente, requiere de limpieza, desmalezamiento y saneamiento, pues dicha zona se encuentra contaminada.

También pide a los órganos de seguridad mayor seguimiento de los casos que se registran de hurtos o robos.

“Pero que sean funcionarios que de verdad ayuden y no contribuyan con esa inseguridad”, añade.

Problemas con el transporte

Hasta más de tres horas pasan los vecinos de El Chaparral en las paradas del transporte público.

Guevara, afirma que hay pocas unidades y las que existen no cubre la ruta completa, por lo que los habitantes deben caminar largos tramos para llegar a sus hogares.

Además, señala que los vehículos solamente pasan hasta El Mereyal, una de las esquinas que se encuentra al principio de la comunidad.

“Para regresar a las viviendas y para trasladarse es el mismo problema. Debemos caminar hasta esa esquina”, añade.

Pérez exige a las autoridades que coloquen una línea de transporte que beneficie a El Chaparral y a las comunidades aledañas.

“Y las pocas unidades que hay dejan de trabajar temprano precisamente por lo que hemos comentado acerca de la inseguridad”, acota.

Comenta que sí tienen asfaltado en El Chaparral por las gestiones que hicieron con la gobernación del estado Bolívar, quienes aplicaron el plan por Mini Fincas.

El asfaltado se ha ido colocando en estas zonas desde hace meses y se espera que se culminen en las áreas que faltan.

 

Redacción SNP