El empresario Richard Antoun, actual presidente de Mineros de Guayana. Sí hay nuevos dueños, pareciera ser, que habría nuevo presidente. Foto archivo prensa MDG

El cuadro de fútbol profesional Mineros Guayana dio a conocer en un escueto comunicado, su actual posición que corrobora lo publicado en este medio de comunicación, sobre la actualidad de la entidad.

A través de su twitter @MinerosGuayana el cuadro dio a conocer el referido escrito en el que se lee que “actualmente nos encontramos en espera de respuesta por parte de varios grupos que manifestaron su interés de seguir la misión de esta institución deportiva con más de 41 años de historia en el balompié nacional…”

Aspiran, prosigue el escrito “que las decisiones lleguen lo más pronto posible para seguir fortaleciendo la pasión y sentimiento negriazul, arraigado desde 1981 en todo el estado Bolívar…”

La posición de lo que sería la actual junta directiva en pleno del cuadro, no informa, por ejemplo, la reunión que citó el gerente deportivo negriazul, Julio “Taca” Machado, para la mañana de este lunes, a la plantilla de jugadores que aún se encuentran vinculados a la entidad, ya sea por contrato, o por buscar un cupo en el equipo.

¿Qué vendría?

La situación de Mineros de Guayana pasa por una rápida, urgente se podría decir posición, decisión. Si hay “compradores”, así en “plural”, pues estos tendrían que accionar prácticamente en dos o tres días, no más, porque ya se viene el fichaje, y no parece la Liga FutVe dejar de pensar en comenzar el 2 de febrero, por lo que literalmente la situación es a contra reloj.

Sí es lamentable que esta acción sobrevenida, llegue cuando el club como entidad, está a las puertas de una debacle, porque es claro, de acuerdo al reglamento establecido, si no sale en el torneo, pues no sale en ninguna de las categorías, es decir, queda a un lado de fútbol profesional de Venezuela.

De hecho, también habría que mirar a lo que en su momento –dado a conocer en julio del 2022- un desarrollo de Mineros al fútbol menor del estado Bolívar, donde Mineros de Guayana estableció alianzas con cinco escuelas del estado Bolívar, siendo ellas Centro Ítalo Venezolano de Guayana, Banco Obrero, Club Deportivo La Gallina, Academia de Campeones de El Callao y Academia Sur Aeropuerto, y en aquel momento los clubes involucrados agradecieron la gestión, que venía de “la institución minerista como referencia del fútbol”, hecho que permitiría ir en pro del “beneficio de todos los niños y jóvenes que practican la disciplina en la entidad y continuar la producción de jugadores profesionales en el estado Bolívar”.

Dichos acuerdos formaban, o forman parte del acercamiento del equipo negriazul con los equipos de la zona, en compañía con la Asociación del estado Bolívar, presidida por Pedro Emmanuel Barros De Castro Vieira.

Todo ello dejando atrás canteras, jugadores, entrenadores, técnicos y más aún, directivos de fútbol, que pasarían a engrosar las filas, de los tuvieron en sus manos un equipo como Mineros de Guayana, y no supieron llevarlo a puerto seguro.

Tristemente. Ojalá que nó…