Lamentan muerte de ferrominero por inseguridad laboral 

Ciudad Guayana.- Desde el portón principal de Ferrominera Orinoco (FMO), trabajadores de la empresa en compañía de diputados de la Asamblea Nacional (AN), alzan su voz para seguir exigiendo libertad de Rubén González y Rodney Álvarez.

Detallan las recomendaciones establecidas en el informe de la comisión de encuestas de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).    

Yarudid González, miembro del comité ejecutivo del Sindicato de Trabajadores de Ferrominera Orinoco (Sintraferrominera), declara que este es el único sindicato, que se mantiene vigente en la estatal, elegido a través de un proceso electoral legítimo.  

La también hija del sindicalista Rubén González, llama la atención del Gobierno nacional para que libere a todos los presos políticos, además del líder sindical.

Recuerda que el trabajador Rodney Álvarez tiene ocho años privado de libertad, quien fue detenido a las puertas de FMO.

Asimismo afirma que existen otro grupo de trabajadores que tiene medida cautelar, quienes reclamaban sus derechos laborales.     

“Ellos no cometían ningún delito, se encontraban en los portones de la estatal exigiendo la reivindicación de su contrato colectivo”, menciona.

 Además denuncia que recientemente la empresa aplica una lista para prohibirles la entrada a algunos trabajadores.  

Por su parte, el diputado Rachid Yasbek, opina sobre la situación de los obreros y trabajadores del Sur del país.

“Son más de 80 trabajadores perseguidos en Maderas del Orinoco, hay maestras y trabajadores de Ferrominera que están siendo amedrentados, así como en Sidor, Venalum y Alcasa. Todo esto ha sido porque ellos tienen que tapar el hecho de que no hay producción en el estado”.

A su juicio FMO debería estar cerca de los 15 millones de producción en octubre –era lo normal- y hoy no llegan al millón de la capacidad instalada.

“El dinero que debió haberse invertido aquí se lo llevaron en los bolsillos todos esos generales, que mandaban para acá a cada ratico”, enfatiza Yasbek.

Recuerda que Guayana era ejemplo para el mundo en cuanto a contrataciones colectivas y por esta razón la OIT “tiene los ojos puestos en Venezuela”.

El diputado dice que la paralización de las empresas no es culpa de los trabajadores sino de la corrupción, por ello, se pregunta a dónde fueron a parar los 50 mil millones de dólares del fondo Chino, “que supuestamente fueron invertidos en Guayana”.

Para Yasbek la justicia debe caer sobre Rodolfo Sanz, “quien se robó 500 millones de dólares de Sidor, y los militares que han venido a llenarse los bolsillos en FMO”, y no Rubén González, quien solo ha luchado por defender los derechos de los trabajadores.

Denuncian muerte de trabajador por falta de seguridad laboral

González culpa a las medidas inseguras que tiene FMO por el fallecimiento de Luis Barrios.

Accidente ocurrido el día martes, trabajador que falleció este jueves en el hospital Dr. Américo Babó.

“Todas las personas que se accidentan y lamentablemente mueren son producto del mal Gobierno”, sentencia.

Por esta razón hace un llamado al presidente de CVG FMO, Abel Jiménez, en relación a la desactivación del departamento de seguridad industrial.

“Los trabajadores de esa unidad me manifiestan, que solo están allí cumpliendo horario. La empresa les exigen que no levanten el informe de las condiciones inseguras en las que se encuentra la planta, porque sino se verían en la obligación de detener todas las operaciones”, revela González.

Agrega que la situación es grave, calificándola como un delito que están cometiendo contra los trabajadores.

En este sentido, exhorta al Instituto Nacional de Prevención, Salud y Seguridad Laborales (Inpsasel)  visitar todas las empresas, porque se encuentran en condiciones críticas ocasionando muertes y accidentes a diario.

Al respecto González aconseja a los trabajadores a no arriesgar su vida, por tanto, les dice que se queden en sus hogares.

Agrega que tampoco tienen transporte y deben ingeniárselas para cumplir horario en la planta.

“Hay que estar alerta, preservemos la vida porque es irrecuperable”, exclama González.

La inseguridad laboral es una situación que los ferromineros han venido denunciando hace varios meses.

El delegado sindical de Sintraferrominera, Rodolfo Marchan, específica que el accidente ocurrido el día martes fue en el área de operaciones ferroviarias –patio vacío-.

“El compañero estaba pegando una base. Ese retardo de los vagones tiene años malo, bajó sin frenos y lamentablemente Luis Barrios con 11 años de servicio murió. Esto no quedará impune porque Sintraferrominera lo va a denunciar”, expresa.

También José Hurtado, delegado de Sintraferrominera, cuenta que Barrios no debió estar solo en el área donde se encontraba trabajando.

“En esa área debe estar un conductor y dos trenistas. Ese hombre solo tuvo que hacer una maniobra, que no pudo hacer y por tratar de realizar ese trabajo, ve lo que le pasó”, explica.

Critica que la empresa debió ingresarlo a una clínica y no al hospital de Ferrominera, que carece de insumos.

“Allí no hay remedio ni para un niño. Podrán atender cosas mínima, pero no emergencias. Nuestro compañero tuvo fracturas, perdió algunos dientes entre otras complicaciones. Hasta cuando la empresa seguirá jugando con la vida de los trabajadores”, sentencia.

La clase trabajadora sopesa que el incumplimiento de la contratación colectiva, el debacle de la empresa y las condiciones inseguras para el trabajador forma parte de la mala gerencia.

Por Yessika Muñoz

[email protected]