Erdogan
Imagen de los funerales por los fallecidos kurdo-sirios en Dayrik (Siria) tras el bombardeo efectuado por el Ejército turco. EFE/EPA/AHMED MARDNLI

Ankara.-El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, aseguró este martes que su país lanzará «en cuanto sea posible» una operación terrestre, «con tanques y soldados», contra las milicias kurdas, lo que intensificaría la operación aérea y de artillería desplegada el fin de semana en el norte de Siria y de Irak.

«Llevamos unos días atacando a los terroristas con nuestros aviones, cañones y armas (…) Sabed que, tan pronto sea posible, los erradicaremos a todos, junto con nuestros tanques y soldados y nuestros amigos que marcharán con nosotros», declaró Erdogan al inaugurar una represa en el Mar Negro, en el noreste del país.

Al hablar de «terroristas», Erdogan aludía a los miembros de la milicia kurdosiria Unidades de Protección del Pueblo (YPG) y del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda en Turquía.

Ankara considera a ambos grupos como una única organización terrorista, a la que responsabiliza del atentado con bomba del 13 de noviembre en el centro de Estambul que causó seis muertos y 81 heridos, si bien tanto el YPG como el PKK negaron, por separado, cualquier implicación en el ataque.

Erdogan volvió hoy sin embargo a insistir en la versión de las autoridades de su país, pues conocen «la identidad de cada uno de los terroristas en esta zona».

En una evidente acción de represalia, Turquía lanzó el pasado día 19 una operación de bombardeos en territorios fronterizos de Siria e Irak contra los militantes kurdos que, según dijo hoy el ministro turco de Defensa, Hulusi Akar, aún continúa y amenaza con una escalada de la violencia en las fronteras con los dos países árabes.

La víspera un ataque con misiles disparados desde Siria causaron dos muertos y seis heridos en el sur de Turquía.

En su discurso inaugural de la represa y planta hidroeléctrica de Yusufeli, Erdogan recordó a las víctimas mortales (un niño y una profesora) de ese ataque, del que también responsabilizó a las milicias kurdosirias, y advirtió de que «ni una gota de sangre derramada por estos hermanos se desperdiciará».

En un aparente mensaje dirigido a Washington, aunque sin mencionarlo, el presidente turco volvió a criticar de forma indirecta el apoyo estadounidense a las YPG, con las que una coalición internacional combate al grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Las autoridades turcas «saben quién patrocina a estos terroristas», dijo Erdogan.

«Hemos hecho nuestra parte cumpliendo todos los acuerdos relativos a la seguridad de nuestras fronteras sirias (…) A partir de ahora, solo hay una medida para nosotros, solo hay un límite. Es la seguridad de nuestro propio país, de nuestros propios ciudadanos», subrayó.

«Los que vienen desde miles de kilómetros por su propia seguridad deberían entender este derecho nuestro», añadió el mandatario turco.