La coalición logró una victoria territorial sobre el Estado Islámico

El Cairo.- La coalición internacional contra el Estado Islámico (EI) advirtió el sábado de que el grupo terrorista preserva su fuerza, a pesar de haber perdido el territorio que controlaba, y «espera el momento adecuado para resurgir».

El comandante en jefe de la coalición liderada por Washington, el teniente general Paul LaCamera, afirmó que el fin del «califato físico es un logro militar histórico», pero consideró que la lucha contra el EI «y el extremismo violento está lejos de terminar».

«No se equivoquen, el Estado Islámico está preservando su fuerza», aseveró LaCamera en un comunicado, coincidiendo con el anuncio de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), milicias apoyadas por EEUU, de la conquista de Al Baguz, en Siria, la última localidad en manos de los yihadistas.

LaCamera hizo un llamamiento para que la coalición mantenga «una ofensiva vigilante» contra el EI, grupo que ahora está «ampliamente disperso y desagregado».

«Han tomado decisiones calculadas para preservar lo que les queda de personal y de sus capacidades cada vez más reducidas arriesgándose en los campamentos de desplazados y asentándose en lugares remotos. Están esperando el momento adecuado para resurgir», comentó.

Ideología radical

La coalición y las fuerzas aliadas, según indicó el comandante, han logrado liberar casi 110.000 kilómetros cuadrados que fueron conquistados por el EI en 2014 en Irak y Siria, un territorio en el que viven 7,7 millones de personas.

El comandante reconoció que «la acción militar por sí sola no garantizará» una derrota duradera del EI, por lo que pidió apoyo internacional a Irak y al norte de Siria, así como esfuerzos para eliminar la ideología radical.

En este sentido, el teniente general del Ejército de Estados Unidos también alertó de que muchos civiles que han sido evacuados de Al Baguz son familiares de terroristas que abrazaron «voluntariamente» la ideología extremista del EI.

«Estos familiares no abandonarán fácilmente su ideología», manifestó LaCamera.

«Su reintegración en la sociedad requerirá un esfuerzo colectivo de la coalición y la comunidad internacional para ayudar a eliminar las condiciones que permitirían al EI resurgir».