Estados Unidos

Washington.-Estados Unidos se unió a la Unión Europea (UE) al anunciar sanciones económicas contra el presidente de Rusia, Vladímir Putin, y el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, en represalia por su ataque militar a Ucrania.

Las sanciones de Washington prohibirán a Putin viajar a Estados Unidos, detalló la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, en su rueda de prensa.

Esa circunstancia, sin embargo, no impedirá al líder ruso trasladarse a las reuniones de Naciones Unidas, con sede en Nueva York.

El presidente estadounidense, Joe Biden, llevaba semanas evaluando imponer sanciones a Putin, pero tomó la decisión final en las últimas 24 horas después de conversar por teléfono con sus aliados europeos, incluida la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, indicó Psaki.

Es extremadamente inusual que EE.UU. imponga sanciones contra un jefe de Estado o de Gobierno.

Washington solo ha usado esa acción en el pasado contra los presidentes de Siria, Bachar al Asad, y Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, así como contra el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, detalló el Departamento del Tesoro en un comunicado.

Además de sancionar a Putin y Lavrov, Washington sancionó al ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigú, y al jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Rusia, el general Valeri Guerásimov por sus acciones en Ucrania.

Como consecuencia de este castigo, quedarán congelados todos los bienes y activos financieros que puedan tener en EE.UU. los rusos, a quienes también se les prohíbe hacer transacciones con cualquier ciudadano estadounidense, algo que en teoría les dificulta el acceso al sistema financiero internacional basado en el dólar.