Detroit. No fue la mejor noche de juego e imagen para el alero estrella LeBron James que fue expulsado en el tercer periodo del partido que su equipo de Los Angeles Lakers al final ganaron de visitantes con remontada por 116-121 ante los Detroit Pistons.

James fue expulsado al inicio del tercer cuarto después de golpear en la cara al pívot Isaiah Stewart, de los Pistons, que como consecuencia sufrió un corte en la cara.

La acción de James, que pudo generar una pelea colectiva entre los jugadores de ambos equipos, al final concluyó con la expulsión de ambos jugadores involucrados en el incidente y también una falta técnica que le señalaron al base Russell Westbrook, quien junto con el pívot Anthony Davis fueron decisivos en la victoria de los Lakers.

Davis apartó un doble-doble de 30 puntos, 10 rebotes y dos tapones que fueron claves en la recta final del partido que le puso al alero novato de 20 años Cade Cunningham, de los Pistons.

Mientras que Westbrook contribuyó con otro doble-doble de 26 puntos, 10 asistencias y nueve rebotes.

Cunningham, la primera selección general del pasado sorteo universitario, logró 13 puntos, 12 rebotes y 10 asistencias para convertirse en el jugador más joven en la historia de la franquicia con un triple doble.

También se unió a los miembros del Salón de la Fama, Grant Hill y Dave DeBusschere, como el tercer jugador de los Pistons que logró un triple-doble en los primeros partidos que disputaron con la franquicia de Detroit.

James fue enviado al vestuario luego que su codo y mano izquierda parecieron hacer contacto con el rostro de Stewart cuando quedaban enredados peleando un rebote.

El pívot de Detroit tuvo que ser contenido más de una vez, manteniéndolo alejado de James, y él también fue expulsado.

Westbrook cometió una falta técnica después de que los árbitros revisaron la jugada y los altercados que le siguieron.

Todos los involucrados se sintieron aliviados de que no se haya desatado una pelea masiva como la del 19 de noviembre de 2004, cuando jugadores de los Pistons y los Pacers de Indiana extendieron una reyerta hasta las tribunas, en el mayor escándalo que se recuerda en el baloncesto de la NBA.

Una vez que volvió la calma el domingo por la noche, Detroit (4-12) cerró fuerte el tercer cuarto y ganaba por 99-84 rumbo al cuarto periodo.

Pero los Lakers reaccionaron con Westbrook y Davis que aportaron anotaciones superiores a los 10 puntos en el cuarto periodo e hicieron la diferencia.

Westbrook fue decisivo al aportar 15 puntos, seis asistencias y cinco rebotes en el cuarto periodo con un juego de ataque imparable por parte de los Pistons, que además dejaron de mover el balón y generar canastas.

La victoria permitió a los Lakers ponerse con marca de 9-9 y tenerla positiva por primera vez en lo que va de temporada.

Los veteranos, el ala-pívot Carmelo Anthony llegó a los 18 puntos como reserva de los Lakers y el pívot Dwight Howard, que también salió del banquillo, consiguió otros 13, incluidos dos triples, su mejor marca como profesional.

Mavericks cayeron de nuevo sin Doncic

Sin Luka Doncic, los Dallas Mavericks ni se divierten ni ganan. En el Staples Center, de mediodía, Los Angeles Clippers subrayaron con una victoria por 97-91 la importancia de las estrellas en el baloncesto de entretenimiento que rige el día a día de la NBA actual.

Lo que hubiera sido un éxito asegurado con el esloveno de reclamo se convirtió en un soponcio de cuidado, con otro astro como Kawhi Leonard bostezando también, lesionado, desde la banda durante un tiempo muerto en el último cuarto.

El sueño entró incluso con el partido por decidirse. Paul George lideró y sentenció con 29 puntos y 6 asistencias el triunfo del conjunto local, necesitado de victorias tras encajar dos derrotas consecutivas. Igual estaban los Mavs, batidos en todos sus duelos de la temporada sin Doncic, y ya van tres.

Más allá del resultado y las derrotas, la ausencia de la joven estrella y faro de la franquicia señala una vez más la poca capacidad de reacción de los jugadores que le rodean, desde un voluntarioso Kristaps Porzingis (25 puntos, 10-18 TC) hasta el reserva Maxi Kleber (5 puntos, 2-7 TC), pasando por un diluido Tim Hardaway Jr. (8 puntos, 2-12 TC).

La lesión en la pierna y el tobillo de Doncic vuelve a hundir a Dallas en la clasificación. Eran cuartos cuando se lesionó y los Clippers (10-7), con una victoria sin demasiadas estridencias, les adelantaron anoche por la derecha para robarles la plaza y rebajarles hasta la quinta posición (9-7).

Porzingis estuvo fino y lo dio todo en el tirón final del último cuarto, pero su esfuerzo llegó demasiado tarde y topó con la misma realidad que cuando juega Doncic. Él también estuvo demasiado solo anoche. George, más acompañado y entonado esta temporada a pesar de la baja de Leonard, se encargó de sellar el triunfo con tres acciones de superclase en los dos minutos finales.

Reggie Jackson fue una vez más el principal acompañante de PG con 22 puntos y una bandeja circense para poner la puntilla en el Staples, que pudo aplaudir el regreso de Serge Ibaka, más rodado después de su paso por la G-League. El pívot hispano-congoleño aportó 6 puntos, 4 rebotes y un robo de balón en 12 minutos de juego con un 2 de 8 en tiros de campo. Ivica Zubac, con 16 puntos y 10 rebotes, destapó la cara B de los Mavs que no enseña la estadística: la defensa del juego interior brilló por su ausencia.

Tan solo Jalen Brunson, con destellos puntuales, apuntaló algunas acciones de Porzingis. El base que cubrió el puesto de titular de Doncic aportó 20 puntos y 8 asistencias y fue quizás de lo poco rescatable para los visitantes.

Se le podría dar mil y una vueltas al asunto, pero a pesar de que llegaron al descanso 46-47 por delante, los Mavericks nunca fueron una amenaza real para unos Clippers que se lo tomaron con cierta calma, aceleraron con un tercer cuarto de 25-15 e hicieron lo justo para no perder de aburrimiento en el Staples. Ambos equipos jugarán de nuevo en el mismo escenario este martes.

DeRozan y LaVine volvieron a ser la combinación ganadora de Bulls

El alero DeMar DeRozan, con 31 puntos, y el escolta Zach LaVine, que agregó 21, fueron los principales artífices del triunfo de los Chicago Bulls ante los New York Knicks (109-103).

El base Coby White anotó 10 de sus 14 tantos en el último cuarto para Chicago (12-5), que ganó su segundo partido consecutivo y cuarto en cinco encuentros.

El ala-pívot Julius Randle aportó un doble-doble de 34 puntos al acertar 13 de 18 tiros de campo; capturó 10 rebotes y repartió tres asistencias como líder de los Knicks.

Después de ir perdiendo hasta por seis tantos en el tercer cuarto y 72-74 al comienzo del último, los Bulls arrancaron el periodo final con triples sucesivos de White y el alero Derrick Jones Jr. que les puso al frente del marcador (78-74).

Para White, fue su primer triple desde que regresó al plantel el 15 de noviembre después de someterse a una cirugía en el hombro izquierdo antes del inicio de la temporada.

Chicago regresaba a casa luego de una gira de cinco partidos por el oeste del país, y Nueva York disputaba el segundo encuentro en una jornada doble en días sucesivos.

Los Knicks tuvieron problemas en sus tiros de campo, pero se mantuvieron en la pelea gracias a que encestaron 16 tiros libres en 18 intentos.

En la recta final llegó la inspiración de DeRozan que fue la que hizo la diferencia y aseguró la victoria de Bulls, líderes destacados en la División Central y empatados con los Brooklyn Nets.

Suns llegó a 12 triunfos consecutivos con paliza a Nuggets, sin Jokic

La marcha triunfal de los Phoenix Suns se mantuvo una jornada más después que vencieron con facilidad por 126-97 a los Denver Nuggets, que siguieron sin el pívot estelar el serbio Nikola Jokic, lesionado en la muñeca derecha.

El alero Cam Johnson logró su mejor marca como profesional al aportar 22 puntos, El pívot bahameño Deandre Ayton también tuvo 21 tantos y los Suns iniciaron con todo para extender su racha ganadora a 12 partidos consecutivos con paliza ante los Nuggets.

Los Suns anotaron 48 puntos en el primer periodo que les dio una ventaja parcial de 20 tantos, tras anotar 17 de 22 tiros de campo (77,3%), incluyendo siete de ocho triples.

Johnson, el escolta hispano Devin Booker y el alero Jae Crowder acertaron dos triples cada uno durante esa racha inicial.

Los Suns (13-3) no han perdido desde el pasado 27 de octubre, cuando cayeron ante Sacramento Kings y el alero Harrison Barnes encestó un tiro de larga distancia de último segundo. Es la racha ganadora más larga de la franquicia desde que logró 17 triunfos durante la temporada 2006-07.

Los Nuggets no contaron Jokic por segundo encuentro en fila por una torcedura de muñeca derecha. Denver ha perdido cuatro duelos seguidos para caer a marca de 9-8.

Los Nuggets son uno de apenas tres equipos que han derrotado a los Suns esta temporada –venciéndolos 110-98 en el primer partido de la temporada–, pero eso fue cuando los Nuggets tenían sanos a Jokic y al ala-pívot Michael Porter Jr (dolor en zona lumbar).

El base argentino Facundo Campazzo siguió de reserva con los Nuggets y aportó ocho puntos en los 27 minutos que disputó tras anotar 3 de 8 tiros de campo, incluidos 2 de 7 triples, dio dos asistencias, recuperó un balón, lo perdió dos veces y cometió cinco faltas personales sin que pudiese ser factor ganador.

Poole volvió a superar la barrera de los 30 puntos y ganaron los Warriors

El escolta Jordan Poole mantuvo su inspiración encestadora lo que le permitió llegar a los 33 puntos y lideró el ataque balanceado de los Golden State Warriors que ganaron por 119-104 a los Toronto Raptors.

Por segundo partido consecutivo, Poole, que ocupa el puesto del lesionado Klay Thompson, superó la barrera de los 30 puntos, mientras que el alero canadiense Andrew Wiggins añadió 32 tantos y siete rebotes que también fueron factor ganador con los Warriors.

Poole anotó 10 de 13 tiros de campo, con ocho triples y se convirtió en el primer jugador de los Warriors, además del base estrella Stephen Curry, con actuaciones seguidas con al menos de 30 puntos desde que D’Angelo Russell, actualmente con los Timberwolves de Minnesota, lo hizo tres veces seguidas del 27 de diciembre de 2019 al 12 de enero de 2020.

Curry solamente terminó con 12 puntos, pero repartió ocho asistencias después que el campeón anotador se perdiera la victoria a domicilio de 102-105 ante los Pistons, en Detroit, el viernes por la noche cuando recibió descanso para que pudiese recuperarse de un golpe en la cadera derecha.

El jugador franquicia de los Warriors inició encestando solo uno de siete tiros de campo y terminó con dos de 10, pero ayudó al equipo a conseguir la cuarta victoria consecutiva.

Wiggins si anotó sus primeros cinco tiros para 14 puntos tempraneros y Golden State comenzó con 9 de 14 que ayudaron al equipo a ponerse con ventaja parcial de 27-9 en el cuarto inicial. Los Warriors (15-2) nunca estuvieron en desventaja en el partido que les dio la undécima victoria en 12 partidos.

El ala-pívot camerunés Pascal Siakam anotó 21 puntos y el base Fred VanVleet 17 con siete asistencias como líderes de los Raptors.

Triples seguidos de VanVleet a mitad del cuarto periodo acercaron a Toronto 103-93 antes de que Golden State pidiera tiempo fuera con 7:16 por jugar.

Los Raptors habían ganado cuatro de los más recientes cinco enfrentamientos contra los Warriors, que siguen con la mejor de la NBA.

Redacción SNPD con información de EFE y Mundo Deportivo.