Denver, Estados Unidos. El base argentino Facundo Campazzo afirmó este martes que llega a su segunda temporada con los Denver Nuggets cargado de «confianza» y «optimismo» para hacer un trabajo mucho mejor que el de su auspicioso debut.

«Soy consciente que tengo que mejorar cosas, como adaptarse mejor a la línea de los triples, pero estoy convencido que voy por el buen camino de cara a darle aún más ayuda al equipo», declaró.

Reiteró que tiene muy claro cuál es su papel dentro del equipo.

«Trato de aprender todo lo que puedo. La cosa para mí era que tenía que estar listo en cada oportunidad. Sigo con eso en mi mente, estando listo al 100 % en cada partido», expresó el jugador, que terminó la pasada temporada como titular en los ‘playoffs’ en sustitución del canadiense Jamal Murray, que pasó por una operación de la rodilla izquierda.

«Sabemos que Jamal no empezará la temporada, no sabemos cuando volverá, haré lo mejor posible para cubrir eso, poniendo mi energía ahí», dijo el exjugador del Real Madrid, aunque matizó que aún no está claro quién ocupará el puesto del canadiense.

El cordobés, de 30 años, promedió 6,1 puntos y 3,6 asistencias por partido en su primer año, con un 35,2% de acierto en triples, un apartado de juego que desea mejorar.

A diferencia del comienzo de la temporada pasada, Campazzo comienza el nuevo curso con otros argentinos en la liga, aunque reconoció que habló poco con sus compatriotas Gabriel Deck (Oklahoma City Thunder) y Leandro Bolmaro (Minnesota Timberwolves).

«Todos estamos contentos de tener de nuevo mayor representación de jugadores argentinos en la NBA y eso nos da un plus de entusiasmo de entrenar y trabajar mejor con nuestros respectivos equipos», dijo.

Ningún equipo en la historia de la NBA ha ganado títulos sin tener una buena defensa en los ‘playoffs’ y eso es lo que les ha sucedido a los Nuggets, algo con lo que Campazzo está de acuerdo al igual que el entrenador de la franquicia de Denver, Michael Malone.

EFE noticias