El presidente de la Federación Farmacéutica de Venezuela (Fefarven), William Velasco, manifestó que continúa el problema de los medicamentos que no cumplen con los requisitos necesarios para asegurarle efectividad a los tratamientos de los pacientes.

«Siguen pasando medicamentos por las trochas y segundo, están llegando medicamentos, de acuerdo a una resolución del 4 de abril de 2019 del Gobierno Nacional, cuando se empieza a traer medicamentos que no son certificados por el Instituto Nacional de Higiene, eso significa que no nos aseguran la calidad del medicamento», resaltó.

Sostuvo que «hay medicamentos que son falsificados, son medicamentos que no tienen control de calidad, son medicamentos que están llegando sin permiso y se están dispensando en cualquier sitio».

«Esto puede causar, dentro de unos pocos años y a corto plazo, un gran problema de salud pública, sobre todo en los pacientes que están tomando tratamientos (para enfermedades) crónicas», alertó.

Manifestó que las autoridades venezolanas deben tomar las medidas necesarias para evitar la venta de fármacos sin control sanitario.

«Ahora tenemos bodegones, en las esquinas, en los supermercados, en donde están vendiendo medicamentos que muchas veces no tienen el permiso sanitario», reiteró.

Puntualizó que lo que se quiere es que existan medicinas seguras, asequibles y de calidad: «hay sitios como los bodegones, camiones, esquinas, donde están vendiendo medicamentos supuestamente más económicos, pero que están afectando la salud de la población».

El también especialista en farmacología enfatizó que los camiones que venden medicamentos en las calles «no cumplen con la parte sanitaria», puesto que una medicina que está colocada en un transporte como éste, que tiene 40 o 42 grados centígrados de temperatura, «puede destruir la parte orgánica, el principio activo del fármaco».

Fuente: Banca y Negocio