Caracas.- El director del Foro Penal, Alfredo Romero, se refirió este miércoles al Examen Periódico Universal de la ONU sobre Venezuela, que se llevó a cabo este martes, y resaltó que hubo división a raíz de países «que no respetan los derechos humanos», entre los que mencionó a Cuba. 

Romero destacó en rueda de prensa que varias naciones se centraron en abordar la situación de los derechos humanos, no obstante, los aliados de Nicolás Maduro, solo mencionaron las sanciones. 

«El Examen Periódico Universal se realiza cada cuatro años (…) ayer le tocó a Venezuela. Hubo una serie de intervenciones, porque lamentablemente el mundo está dividido entre los que respetan a los derechos humanos y los que no, y eso pasa en el Consejo de Derechos Humanos, donde hay países que no respetan los DDHH como Cuba, y hubo una clara referencia a la detención y persecución contra líderes políticos y a los casos específicos que involucran a las organizaciones de defensoras de Derechos Humanos», añadió Romero en rueda de prensa este miércoles.

El abogado hizo énfasis que en ese evento se habló de todo lo documentado por el fiscal de la CPI Karim Khan en su investigación, quien para el 16 de abril volverá al país.

«Esto es muy importante porque es la primera vez que la fiscalía viene a Venezuela bajo una investigación. Ahora en esta oportunidad sí puede recolectar evidencia y puede entrevistarse con víctimas y con presos políticos porque ya hay una investigación en curso», apuntó.

245 presos políticos

Sobre los presos políticos la ONG precisó que se mantienen los 245 de los que habló el pasado 20 de enero. 

Entre quienes consideran presos políticos, hay 232 hombres y 13 mujeres, detalló en Twitter la organización que se dedica a la defensa de los derechos humanos.

Agregó que, de los 245 detenidos, 112 son civiles y 133 son militares. En cuanto a la edad, 244 son adultos y uno de ellos es un adolescente.

Según el Foro Penal, «desde 2014, se han registrado 15.753 detenciones políticas en Venezuela», y ellos han asistido a «más de 12.000» presos que hoy están excarcelados y «a otras víctimas de violaciones a sus derechos humanos».