GPS Empresarial. 1ero de mayo y el futuro del trabajo

32

En nuestra ruta el GPS Empresarial nos marca la estación: 1ero de mayo Día Internacional del Trabajo. Aquí nos detenemos a reflexionar el origen de esta fecha, el mensaje que este año plantea la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y los retos del futuro del trabajo. Algo necesario para poder planificar estratégicamente y ser resilientes.

Si bien, las condiciones laborales han cambiado y mejorado en muchos países a nivel mundial en los últimos años, el COVID19 ha generado un gran impacto que ha hecho retroceder. Esto además de los grandes retos, que se plantean en las metas del Objetivo 8 de la Agenda 2030 de la ONU: Promover el Crecimiento económico inclusivo y sostenible, el empleo y el trabajo decente para todos y de esta forma mejorar la calidad de vida.

Vamos a ocuparnos en pensar en estos desafíos que nos indica la ONU:

  • La tasa de mundial de desempleo en 2017 fue el 5,6% y en 2016 el  61% de los trabajadores tenían un empleo no regulado
  • Adicionalmente la mujer gana 12,5% menos que los hombres en 40 de 45 países de los que se conoce información

Una parte de importante de los trabajo, se ven agravados por la pandemia del COVID19 y es por ello, que los gobiernos y organismos técnicos vienen promoviendo la adopción de medidas que disminuyan este impacto, para transitar este escenario inédito.

Este año la OIT envía un mensaje, su Director General Guy Ryder: ¨exhorta a los trabajadores, empleadores, gobiernos, organizaciones internacionales y a todos aquellos que están comprometidos con la construcción de un mundo mejor, a unir fuerzas para lograr un mundo de trabajo con justicia y dignidad para todos¨.

Para ello, invita a adoptar decisiones políticas que permitan:

  • Generar empleo y garantizar condiciones de trabajo dignas para todos
  • Ampliar la protección social y promover el uso del diálogo social.
  • Proteger los derechos de los trabajadores

Más allá de esta realidad circunstancial del COVID19, que esperamos superar pronto, aún quedan retos importante relacionados a lograr un Trabajo Decente (ODS 8), el cual no es más que, un trabajo digno, que permite el desarrollo de sus propias capacidades, así como un salario justo para vivir y unas condiciones adecuadas de seguridad y salud en el trabajo.

Aún hay un muchísimas personas, que no ganan lo suficiente para vivir o no tienen trabajo y también se requiere tomar las medidas de control de riesgos para disminuir las estadísticas de accidentes laborales (2,78 millones de personas al año mueren por accidentes de trabajo o enfermedades ocupacionales).  

Y el otro gran reto es la transformación digital y la industria 4.0, que van a generar grandes cambios en los tipos de trabajo y las nuevas competencias que se deben desarrollar, lo cual se viene estudiando desde 2017 por la ¨Comisión Mundial sobre el Futuro del Trabajo¨ de la OIT, que  ha centrado su discusión y propuestas en que el futuro del trabajo ofrezca seguridad, igualdad, prosperidad y oportunidades de empleo decente y trabajo sostenible para todos. 

Y así termina esta estación, invitándolos a continuar la ruta del crecimiento y mejora continua de lo que se viene. Siendo participe de manera proactiva del cambio que se requiere, desde el rol que desarrolle para construir una sociedad sostenible que cumpla con los Objetivos de la Agenda 2030 de la ONU y podamos dejar un mejor mundo a las generaciones futuras.

 

Luis Carlos Cabareda

twitter @lccabareda

instagram @cabaredaluis

skype: luis.cabareda1