Caracas.– “¿Señor, me da un jamón Plumrose?”: a 34 años de esta histórica frase venezolana, la protagonista del comercial de la empresa de jamón Plumrose, María Andreina Rauseo confesó que jamás pensó que esa publicidad iba a transcender y que aún se siga recordando.

En una entrevista con la periodista Shirley Varnagy, Rauseo dijo que nunca pensó que a sus ocho años ella se convertiría en todo un ícono de la Navidad en Venezuela. Y además explicó cómo fue la contratación en ese entonces para ella poder participar en ese exitoso comercial.

“Tras un par de casting, la agencia Corpa negoció directamente con mis padres (nunca he tenido agente) y eso representó una semana de permiso en mi escuela. Desde los 8 años aprendí a pedir jamón”, comentó.

El comercial de jamón planchado, con la también memorable melodía “Ven, comparte y disfruta”, fue grabado entre la panadería Brioche de Las Mercedes, Sabana Grande y Chacaíto, emitido por primera vez en 1987.

«Yo crecí y me convertí en la mujer que soy viendo años tras año el comercial, renovando contratos y decía dentro de mí ‘la cosa como que es seria’. Jamás imaginé que esto iba a transcender», dijo Rauseo.

Para Ina como también se le conoce, este comercial marcó mucho a los venezolanos por toda la «puesta en escena», ser grabado en Sabana Grande-Caracas, «representó mucho al caraqueño», además del mensaje de la unión en familia y la «inocencia de una niña pidiendo el jamón para compartir con sus familiares».

Rauseo además comentó que este comercial marcó su vida y desde entonces su vida profesional giró entorno a grabar publicidad y hoy en día se dedica al mundo de la comunicación.

El comercial, que fue un éxito rotundo, se emitió por la televisión nacional durante más de 15 años y ganó un premio ANDA, representó en cada ocasión una negociación entre los padres de Rauseo y la empresa Plumrose hizo un segundo comercial, con otra niña en el año 1997.

El Cooperante