Un 19 de septiembre pero de 1914 sonó por primera vez el Alma Llanera de Pedro Elías Gutiérrez, obra que fue presentada en ese entonces por el músico en el Teatro Caracas, bajo el nombre de “Zarzuela en un acto”, con un guion de 29 páginas.

En esa oportunidad, la pieza fue interpretada por músicos de la compañía española de Matilde Rueda y la Compañía de Opereta de Manolo Puertolas.

Aunque Gutiérrez ya había presentado otras composiciones como La Negrita, Carabobo y Amelia, las cuales fueron bien recibidas por el público, fue el Alma Llanera que lo hizo ser merecedor de reconocimiento en el país.

Con la autorización de Gutiérrez se independiza la canción, y es presentada con la Banda Marcial de Caracas el 31 de diciembre de 1914 en la Plaza Bolívar, en el centro de la ciudad, para consolidarse como “el segundo himno de Venezuela” por la descripción de sentimientos de pertenencia y orgullo por la nacionalidad venezolana. Fue así como el Alma Llanera sirvió de marco para despedir el año.

De esa fecha en adelante comenzó su difusión, quedando registrado que Ángel Chirinos y Egberto Chirinos fueron los primeros en grabar un disco con esta canción.

Para 1964 su popularidad se extendió por el mundo con arreglos de Aldemaro Romero y en las voces de cantantes de la talla de Alfredo Sadel, Plácido Domingo, Simón Díaz, Vicente Fernández, Julio Iglesias y Pedro Infante, entre otros.

Con información de VPI