Ciudad Guayana-. Como en varios sectores de Ciudad Guayana, “El Guamo” es uno de los más afectados por el problema de aguas blancas. Distintos habitantes del sector B manzana 32, expresaron sus quejas debido a este servicio, que se ha vuelto escaso desde hace 3 meses.

Inés Marcano, habitante del sector, indicó que el agua no llega a las tuberías, por lo tanto deben surtir sus tanques con el agua que sale del hidrante, ubicado justo frente a su vivienda, recalcó que el líquido que llega al hidrante no es consecuente, solo sale una vez al día.

“Hay ocasiones donde el agua ni siquiera llega al hidrante, y pasamos hasta uno o dos días sin agua. Suerte el que tiene tanque en su casa y puede guardar”, así lo manifestó Juana Lira, quien también forma parte de la comunidad.

Dilia Moreno, residenciada en la zona, indicó  que debe comprar uno o dos botellones diarios de agua potable para poder realizar los quehaceres de su hogar y en ocasiones debe utilizar el agua que cae del aire acondicionado.

Hidrobolívar no atiende al llamado

Erick Camacho, habitante también de El Guamo sostuvo que Hidrobolívar se acercó  a verificar si el hidrante está funcionando, pero nada que resuelve el problema para que el agua no solo llegue al hidrante, sino para que llegue a las tuberías de las viviendas.  “Ni siquiera nuestras necesidades físicas  podemos hacer, porque no hay agua con que drenar,  ni limpiar”, afirmó Camacho.

Este problema del servicio, ha repercutido gravemente en la salud de algunos habitantes, pues muchos de ellos son personas de la tercera edad a quienes se les dificulta levantar peso y no pueden cargar agua hasta sus casas.

Negocios ubicados dentro del sector, deben alquilar el servicio de cisternas para poder cubrir sus necesidades. Los comerciantes al igual que la comunidad afirman  que el problema empezó desde la inauguración un  famoso y reconocido hotel  ubicado cerca del sector.

Por último a una sola voz la comunidad expuso que el agua que surte el hidrante no es limpia,  ni procesada, exponiendo la salud de muchos de los residentes que deben cubrir sus necesidades diarias.

 

Nykol Rodríguez Colón
Pasante UBA