Ciudad Guayana.- Hugo Carradini, oriundo de la Ciudad Capital, Caracas, perteneciente a una familia llena de artistas entre los que destacan escritores, pintores, poetas, diseñadores y escultores. Aunque no son reconocidos a gran escala, cuentan con mucho talento del cual vale la pena disfrutar, observar y compartir.

El conocimiento de Carradini comenzó a desarrollarse desde muy joven con investigaciones, aprendizajes y experimentos, todo realizado empíricamente, ya que, no contó con instrucciones ni directrices de ningún especialista en la materia.

Carradini, quien cuenta con 65 años de edad, comenzó a ver el arte como una expresión necesaria de manifestación, entendimiento, energía y visión, convirtiéndose en algo espontáneo, en lo que canalizaba a través de las emociones.

El tallar una piedra con una navaja, un trozo de madera que tuviese alguna forma y terminar de definirla, tener una mascota y sentarse a dibujarla son momentos que no fueron intencionales, al contrario, siempre fueron producto de la sensibilidad de expresar un sentimiento, confesó el artista.

A pesar de tener este talento innato, nunca fue visto como algo primordial, algo que realmente fuese aceptado. La vida de Hugo Carradini da un giro de 180° grados cuando conoce a su esposa la famosa vitralista Aida Carradini, con la que comenzó a crear su propia empresa convirtiéndose en su diseñador.

Esta experiencia le ayudó a seguir creciendo, destacándose y enriqueciéndose en lo que realmente le gustaba como lo es el arte, y «en una fusión entre los conocimientos de mi esposa y los míos logramos canalizar un gran objetivo realizando trabajos muy hermosos que fueron el agrado de nosotros y en especial de mucha gente», dijo.

Entrar, de nuevo, en contacto con el arte hizo despertar nuevamente en Carradini el deseo por la escultura, llevándolo a tomar nuevas orientaciones con profesores de construcción. Además, para el año 1974 estudió por 2 años en la carrera de arquitectura, lo que le permitió conocer a grandes e importantes profesores.

Hugo Carradini: Un artista de gran carácter
Hugo Carradini: Un artista de gran carácter – Foto: Expression´s Guayana

Hugo Carradini como escultor

Sus inicios y crecimiento en el mundo de la escultura comienzan con trabajos de acero inoxidable lo que le exigía el solicitar el apoyo con el corte de las piezas a algunas empresas básicas, en algunos casos, y debido a la exposición en altas temperaturas de calor las piezas se maltrataban y eso llegaba a afectar el acabado del trabajo.

Carradini tuvo la iniciativa y comenzó a buscar la forma de comprar o de construir su propio equipo que le facilitara el trabajo a la hora de cortar sus propias piezas por lo que comenzó con la búsqueda de un pantógrafo aparato de dibujo cuyo principio es usar una imagen guía a efectos de ampliarla que le permitiera reducir las imágenes para así poder cortarlas, pero debido a los altos costos se le hizo difícil adquirir.

El primer prototipo

Luego de 7 años de investigación y preparación, Hugo Carradini logró crear el primer prototipo de una maquinaria especializada en el corte de piezas para la creación de cada una de las piezas para finalizar satisfactoriamente el ensamble, por ser el primer prototipo, llegó a presentar muchos errores, pero fue lo que le permitió enamorarse y darle más valor a este trabajo.

Inmerso en la creación de su propia máquina, Carradini logró conseguir el contacto con arquitectos y especialistas expertos en este tipo de maquinarias en Sudáfrica que se encontraba en el desarrollo de unos modelos de robótica, lo que le hizo tomar clases con algunos foros, ofreciéndole el aporte, mostrándole los planos para crear y mejorar el funcionamiento de este prototipo.

Gracias a este segundo y ya mejorado modelo, Hugo Carradini se alza con el premio de Ciencia y Tecnología de la región en el año 2008 el cual le fue otorgado por FUNDACITE.

Hugo Carradini: Un artista de gran carácter
Hugo Carradini: Un artista de gran carácter – Foto: Expression´s Guayana

El mundo del arte es un ámbito muy complicado, y Venezuela, para ese entonces, no estaba lo suficientemente preparada, y en el otro campo no había experiencias suficientes y la comunidad no estaba acostumbrada, por lo que no eran fáciles los contactos para la realización de este tipo de trabajos artísticos.

Debido a esta dificultad, el artista incursionó en diferentes áreas haciendo trabajos como muebles para cocina, recuerdos, reconocimientos. Para ese entonces, la empresa de aviación Rutaca lo contrató para realizar diferentes letreros que fueron distribuidos en varias aerolíneas de Venezuela.

«Mis trabajos en su mayoría los hago porque me gusta crear, ingeniármelas,  y darle forma a cualquier pedazo de madera, formar una figura con alambre o cabillas pero siempre han sido artes únicos nunca con intenciones de negociarlo, ya que soy muy entregado y sentimental con mis trabajos», manifestó Hugo.

La carrera y aprendizaje de Hugo Carradini se basó en su talento intrínseco por las artes que tuvo como herencia familiar y que hoy en día lo caracteriza como artista, gracias a las ganas de seguir aprendiendo y creciendo, debido a que, a pesar de su gran experiencia lo sigue demostrando mediante sus trabajos.

Exposiciones Colectivas

2000: “Milenium” Casa del congreso de Angostura – Vitral – Ciudad Bolívar

2003: “Muestra Escultura (en Vitrina)” – Sala de Arte Sidor – Puerto Ordaz

2004: “Día del Ceramista” – Sala de Arte Mara  Vitranza – Ciudad Bolívar

2005: I Exposición de Artista Regionales – UNEG – Puerto Ordaz

2006: VI Salón Regional de Arte Unexpo “El Rio o Paisajes de Ríos”

2007: I Exposición Colectiva de Artistas Plásticos de Ciudad Guayana Homenaje a Armando Reverón.

2009: Reconocimiento “El Cisne de Anauco” Exhibido en la Biblioteca de la UCAB Núcleo Puerto Ordaz.

Hugo Carradini: Un artista de gran carácter
Hugo Carradini: Un artista de gran carácter – Foto: Expression´s Guayana

 

Oswaldo Jiménez / [email protected]