Como Deivis Armando Pedroza de 30 años de edad quedó identificado el hombre encontrado entre la maleza de un camino de tierra, detrás del Aserradero Corocito, vía Upata, parroquia Chirica.

El abatido fue localizado en horas de la tarde del martes. Un ciudadano que buscaba hierro entre los escombros se tropezó con el cadáver, luego dio parte a las autoridades policiales.

Pedroza, presentó un disparo en la cabeza con exposición de la masa encefálica, además, se hallaba amarrado de las manos y con los brazos atrás, también estaba sujetada con una cuerda de nylon la pierna derecha.

Comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, hizo el levantamiento del cadáver.

Sabuesos de la policía judicial manejan la hipótesis del ajuste de cuenta; aunque no descartan la posibilidad del robo, el bolsillo del mono azul que llevaba puesto salia del lado izquierdo.

Al parecer tenía su vivienda en el sector San José de Chirica, San Félix, posiblemente desde el mencionado barrio lo trasladaron a esta zona para matarlo.

Expertos del Cicpc atan cabos para saber la hipótesis del crimen, igual llegar hasta los responsables del referido homicidio.