El papa emérito Benedicto XVI , en una fotografía de archivo. EFE/EPA/Fabio Frustaci

Caracas.- La Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) celebró este sábado una misa de sufragio por el papa emérito Benedicto XVI, en Caracas, donde fue recordado como «uno de los más grandes teólogos de la Iglesia de los tiempos contemporáneos».

La eucaristía fue presidida por el cardenal Baltazar Porras, arzobispo de Mérida y administrador apostólico de la arquidiócesis de Caracas, quien expresó que la vida del papa alemán, fallecido el pasado 31 de diciembre a los 95 años, «se forjó y acrisoló silenciosa y esperanzadamente entre las encrucijadas y contradicciones que todo cristiano, y en particular el pastor, debe afrontar».

«(La docencia) le abrió caminos para la búsqueda de la verdad y la belleza, en diálogo con el complejo mundo de pensamientos encontrados, sin imposiciones», señaló Porras durante su homilía, según es citado en una nota de prensa de la CEV.

Por su parte, el monseñor Ignazio Ceffalia, encargado de negocios de la Nunciatura Apostólica en Venezuela, dijo que Benedicto XVI «supo transmitir, con sencillez y sabiduría, con un lenguaje claro y accesible a todos, los fundamentos de la fe cristiana».

«Con su magisterio y su predicación, ha puesto siempre en el centro de todo a Cristo, crucificado y resucitado, el único salvador y fundamento de nuestra fe», agregó.

Benedicto XVI fue despedido el jueves pasado en una sobria ceremonia en la plaza de San Pedro del Vaticano ante unas 50.000 personas, antes de ser enterrado en la tumba que perteneció a su admirado Juan Pablo II.