La ceremonia se cerró con la muy esperada y aplaudida presentación de la cantante y actriz argentina Tini. Foto Efe

Asunción, Paraguay. Un animado espectáculo repleto de luces, diferentes ritmos musicales mezclados con los acordes de arpas e impregnado de la cultura guaraní dio apertura oficial en el histórico estadio de fútbol Defensores del Chaco a los Juegos Suramericanos, que hasta el próximo 15 de octubre se celebrarán en Asunción, la capital de Paraguay.

Ante un público que aplaudió de principio a fin y que estuvo encabezado por el presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez, y la primera dama, Silvana López Moreira, se encendió el fuego suramericano que llegó desde la ciudadela boliviana de Tiahuanaco y recorrió durante las ultimas semanas los 17 departamentos del país.

Bienvenida guaraní

«Bienvenidos a todos los visitantes a esta hermosa tierra guaraní», exclamó Abdo Benítez, al declarar inaugurada la XII edición de los Juegos Suramericanos.

En el acto también intervinieron el ministro de la Secretaría Nacional de Deportes (SND), Diego Galeano, y el presidente de la Organización Deportiva Suramericana (Odesur), Camilo Pérez.

«Queridos atletas, dirigentes, árbitros, entrenadores, el sueño de todos ya esta acá, Asu2022 es una realidad», declaró Galeano, quien cerró su discurso con un «Viva Paraguay, Viva Sudamérica».

Desfile e inicio del acto

El desfile de las delegaciones participantes (Argentina, Aruba, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Curazao, Ecuador, Guyana, Panamá, Perú, Surinam, Uruguay, Venezuela y Paraguay) fue el arranque de una ceremonia que hizo un repaso por la música nacional y que combinó la belleza de las mujeres paraguayas con un homenaje a la fauna y flora local.

En el escenario desfiló, entre fuertes aplausos, la ex Miss Paraguay Nadia Ferreira, y posteriormente se dio paso a un concierto con 50 arpas, el instrumento característico del país, que deleitó a los asistentes.

Una ceremonia que hizo un repaso por la música nacional y que combinó la belleza de las mujeres paraguayas con un homenaje a la fauna y flora local. Foto Efe

Los danzas tradicionales, con mujeres cargando jarrones de barro o botellas sobre la cabeza, y el colorido tejido de Ñandutí también se hicieron presentes en la ceremonia, que cerró con la muy esperada y aplaudida presentación de la cantante y actriz argentina Tini.

Asunción por primera vez

Con el encendido de la llama suramericana quedaron formalmente abiertas las competencias de Odesur, que por primera vez se celebran en suelo paraguayo.

Además de Asunción, se han dispuesto como sedes las ciudades de Luque y Encarnación (sur) y la represa de Itaipú Binacional (sur).

La delegación de Brasil, compuesta por unos 1.000 deportistas, es la más numerosa de esta edición, seguida por la de Argentina, con 592, y la anfitriona, Paraguay, que cuenta con una representación histórica de 574 atletas.

Efe servicios