Ciudad Bolívar.- Basta con caminar desde el cruce con la calle Venezuela hasta el cruce con la calle Constitución del Casco Histórico, para sentir pena por la ciudad; la calle Venezuela de Ciudad Bolívar, localizada en pleno corazón del paseo Orinoco no tiene su mejor rostro. Los malos olores, botes de aguas negras, aguas blancas, basura por doquier y la abundante maleza denigran sus espacios. Así comentó Romer Rivas, comerciante del sector.

Rivas explicó que una de las calles más representativas de la Ciudad Bolívar de los recuerdos, es la calle Venezuela, pues es una de las principales vías económicas de la capital, además en ella se escribe la historia, llena de colores y textura de la otrora Angostura, “hoy luce sin brillo y abandonada”.

“Los rincones de la misma calle Venezuela en cualquiera de sus puntos sirven de urinario para los visitantes y los conductores que tienen que hacer colas para surtir combustible; y de escenario, basura regada a lo largo y ancho, la calle Venezuela no es lo que fue en su tiempo”, dijo Rivas.

Asimismo Antonio Guzmán, vendedor ambulante con molestia dijo. “Hoy los bolivarenses exigimos a gritos que las autoridades gubernamentales intervengan está principal vía de la ciudad que encierra cultura, historia y representa la economía de la capital”.

Aseguran empresarios y comerciantes formales del sector que ellos están al día con sus impuestos y solicitan respaldo de la municipalidad y quienes sean los responsables de mantener estos espacios, expresaron que en diversas oportunidades realizan mantenimiento, pero hay trabajos que no han podido solventar como el tema de las aguas negras y blancas en las calles.

En las esquinas que dan al paseo Orinoco y al Jardín Botánico siempre hay bolsas de basura regadas. Dicen que el camión no cumple con los horarios establecidos Las mismas tienen desde hace algunos años botes de aguas negras y blancas por doquier. Los comerciantes y el pueblo en general esperan una mano de limpieza y de rehabilitación por tarde de la autoridad municipal para toda la calle Venezuela del paseo Orinoco.

Ivannia Moreno Palacios