Movimientos sindicales rechazan pisoteo de sus derechos laborales. Foto: Wilmer Barrero 

Ciudad Guayana.- Voceros de la Intersectorial de Trabajadores de Guayana (ITG) y la Operación Libertad Sindical convocan a participar en la primera cumbre sindical en Guayana. Evento que se realizará este sábado 24 de agosto, en el Colegio de Ingenieros a las 9:00 a.m. 

El coordinador general de la ITG, Noel Hernández, adelanta que con esta reunión expresarán su solidaridad hacia el dirigente sindical Rubén González.

“Esta cumbre tiene una connotación muy especial, que es el rechazo a la sentencia inconstitucional en contra del líder de los trabajadores de Ferrominera y coordinador de la ITG, Rubén González”.

Agregó que los movimientos sindicales de Guayana alzan su voz en protesta a la medida ejecutada al sindicalista. 

Por ello, la clase trabajadora se une en defensa de los derechos de los trabajadores.

“Estamos hablando de un Gobierno antiobrero”, sentencia Hernández. 

Por otro lado, el coordinador estadal de Operación Libertad Sindical, Henry Arias, dice que este acto contará con dirigentes nacionales como: Pablo Zambrano, Iván Freites, Jhonny Magdaleno, Alfredo Ramos y Alberto Maldonado.

“Nos acompañarán en esta justa lucha en defensa de Rubén González”, enfatiza Hernández. 

Arias, exhorta a todos los trabajadores, gremios, y dirigentes políticos regionales a hacer acto de presencia en esta reunión para solidarizarse con la causa.

Señala que está cumbre regional dará paso a una segunda reunión a nivel nacional, que posiblemente sea en Caracas.

“Este debate es importantísimo para la clase trabajadora. Tenemos que hacernos solidarios no solo con Rubén González, sino con otros dirigentes políticos como Requesens. Tenemos un compromiso con el país y la libertad”, recalca Arias.

En este sentido, claman a todos los compañeros unidad entre la clase obrera para rescatar todos los derechos laborales, que a su juicio han sido vulnerados.

“Este régimen ha arrebatado todos los derechos de la clase trabajadora, de un solo plumazo. Le metió la mano en los bolsillos de los trabajadores eliminando las tablas salariales, flujogramas de cálculo y contratos colectivos”, concluye.

Por Yessika Muñoz

[email protected]