Panamá.- La expresidenta de Costa Rica Laura Chinchilla (2010-2014) dijo este jueves que en Bolivia «están dándose los pasos hacia una salida institucional» a la crisis que vive el país, la cual, sostuvo es muy distinta a las que abaten a Nicaragua y Venezuela donde «la democracia ni siquiera existe».

La politóloga, que participó este jueves en un encuentro regional de autoridades electorales celebrado en la Ciudad de Panamá, añadió que lo «importante ahora es buscar una salida negociada y pacífica» a la situación boliviana.

Las protestas comenzaron en Bolivia en contra de Evo Morales ante las denuncias de fraude para garantizar su reelección para un cuarto mandato, hasta 2025, en los comicios generales del pasado 20 de octubre.

Una auditoría de la Organización de Estados Americanos (OEA) al proceso electoral detectó «serias irregularidades» y recomendó realizar nuevos comicios.

Pero Morales renunció al cargo tras una petición de las Fuerzas Armadas, se asiló en México donde ha sostenido que fue derrocado, y ahora las protestas las protagonizan sus sectores afines, que rechazan a la opositora Jeanine Áñez como presidenta interina de Bolivia.

En 25 días de manifestaciones se han registrado al menos doce muertos, 508 heridos y 460 detenidos en distintos incidentes en veinticinco días de manifestaciones, según datos de la Defensoría del Pueblo.

Chinchilla hizo hincapié en que «las crisis de América Latina que se han logrado responder con instrumentos de la democracia han demostrado que, aún cuando hay circunstancias muy complejas, los países han salido hacia delante».

Valoró que no hay comparación entre la crisis boliviana- donde insistió en que sí hay un sistema democrático- con las de otros países «donde ya la democracia ni siquiera existe, como es el caso de Venezuela y Nicaragua».

«Mientras en algunos países sean los instrumentos de la democracia los que estén orientando el deseo de solucionar las crisis, siento que debemos estar con ellos», enfatizó Chinchilla, que fue la primera mujer en alcanzar la presidencia costarricense.

El secretario general de la ONU, António Guterrez, ha designado al experimentado diplomático francés Jean Arnault para que trate de mediar entre las distintas fuerzas políticas y lograr una solución pacífica a la crisis de Bolivia.

 

EFE