Miranda.- David Uzcátegui y Carlos Ocariz no llegaron a acuerdos. Cada uno es candidato a la gobernación de Miranda por partidos opositores diferentes. Uzcátegui es el abanderado de Fuerza Vecinal. Ocariz lo es de la Mesa de la Unidad Democrática. Hasta esta mañana hubo oportunidad de hacer las modificaciones ante el Consejo Nacional Electoral.

Uzcátegui, en su cuenta de Twitter, indicó que la democracia había sufrido un duro golpe. «Al mejor estilo dictatorial se impone un candidato en Miranda que no aceptó medirse en primarias y perdió las encuestas», dijo.

«El autoritarismo se combate con democracia. Esta será una lucha de valores y principios. El pueblo de Miranda despertó», agregó.

David Uzcátegui y Carlos Ocariz no llegaron a acuerdos. Cada uno es candidato a la gobernación de Miranda por partidos opositores diferentes. Uzcátegui es el abanderado de Fuerza Vecinal. Ocariz lo es de la Mesa de la Unidad Democrática. Hasta esta mañana hubo oportunidad de hacer las modificaciones ante el Consejo Nacional Electoral.

Uzcátegui, en su cuenta de Twitter, indicó que la democracia había sufrido un duro golpe. «Al mejor estilo dictatorial se impone un candidato en Miranda que no aceptó medirse en primarias y perdió las encuestas», dijo.

«El autoritarismo se combate con democracia. Esta será una lucha de valores y principios. El pueblo de Miranda despertó», agregó.

Fuerza Vecinal, por su parte, denunció que la MUD chantajea a los alcaldes que pertenecen al partido. Aseguró que les exige renunciar a su tarjeta para poder apoyarlos.

Uzcátegui previamente había propuesto primarias, pero Ocariz no las aceptó. Los criterios para definir por encuestas fueron cambiados una y otra vez, y al final tampoco estuvo claro por qué se escogió a uno y no a otro para ser el abanderado de la MUD.

Uzcátegui aseguró que había ganado en los sondeos de opinión. Lo mismo dijo Ocariz.

Con Información de El Nacional.