Laboratorios del liceo Siso Martínez, carece de instrumentos. Hilyalide Rodríguez
Andreina Gil

Upata. Nuevamente la institución José Manuel Siso Martínez, ubicado en el municipio Piar fue visitada por delincuentes. Es la décima novena ocasión que antisociales hacen de las suyas en la mencionada área educativa, estos cargaron  con utensilios de cocina, material de oficina y otros objetos que utilizaban alumnos y docentes.

Josefina Pinto, representante de uno de los estudiantes declaró sentirse angustiada por los robos seguidos que acontecen en el colegio, “la delincuencia azota a los profesores, personal administrativo y alumnos, son  los más afectados. En esta oportunidad no dejaron nada en la cocina ni siquiera las ollas que utilizaban para preparar alimentos para los escolares”.

Según, violentaron una de las rejas traseras para meterse. Una vez adentro cometieron sus fechorías, igual causaron daños materiales que acarrean gastos, tanto a los padres como a representantes  quienes en ocasiones no cuentan con presupuesto para cancelar lo solicitado en el referido liceo.

Pinto, hizo un llamado a representantes de los cuerpos de seguridad, pide recorridos permanentes por los alrededores. Dice que hace las denuncias pero no reciben ningún tipo de respuesta.

Según, sostuvieron una reunión con miembros de organismos policiales, a pesar que se comprometieron que asignarían funcionarios para dicho centro educativo no cumplieron.

Piden Respuestas

A la situación de inseguridad se suma otros problemas, como la insalubridad en baños del liceo, no llega agua por tuberías y dificultad el mantenimiento de los sanitarios, también las  filtraciones en las paredes que pudieran ocasionar algún tipo de enfermedad a los estudiantes.

Perjudicados explicaron que el techo necesita con urgencia impermeabilización por la llenada de las lluvias. Solicitaron recuperación de la cancha múltiple que se encuentra entre la maleza.

Padres y representantes exigen al gobernador del estado Bolívar, Justo Noguera y a la alcaldesa de Piar, Yulibeth García  para que den soluciones a sus peticiones. Cuentan que más de mil 800 alumnos son los perjudicados.

Además, del abandono del liceo por parte de las autoridades del Ministerio de Educación, el Sito Martínez, no tiene laboratorios de física, química y biología.

Advirtieron que de no recibir ningún tipo de respuestas se verán en la obligación de protestar de manera pacífica y posiblemente no mandar a sus hijos a dicho centro educativo.