Cleveland. Cleveland Cavaliers está en el peor momento de la temporada. Cayó esta madrugada en casa frente a Brookyln Nets (112-117) y sumó su cuarta derrota consecutiva. Dolorosa, pero lógica por el potencial de su rival. Igual que las anteriores. La primera fue frente a Boston Celtics, que tras un inicio bastante alarmante de temporada, ha cogido cierto ritmo competitivo, mientras que las dos siguientes fueron contra estos mismos Nets y ante Golden State Warriors, dos de los grandes candidatos al anillo.

La derrota en el Rocket Mortgage FieldHouse de esta noche fue especialmente dolorosa. Los Cavs tutearon hasta los últimos dos minutos a todo unos Nets que tiraron de una enorme versión de Kevin Durant (27 puntos, 6 rebotes y 9 asistencias) para doblegar a un rival que le llevó al límite, que dominó el marcador durante casi la totalidad de los tres primeros cuartos y que en el último periodo, a falta de 3:31, estaba tres arriba (105-102) gracias a un gigantesco Darius Garland: el base se disparó hasta los 24 puntos y las 11 asistencias. Durant, con 8 de los últimos 15 de Brooklyn, noqueó finalmente a los Cavaliers.

Luego del compromiso, Steve Nash, el técnico de la Gran Manzana, no tuvo más remedio que alabar a su rival: “Es un grupo muy dispuesto y desinteresado”. También Garland se llevó los piropos de uno de los grandes bases en la historia de la NBA: “Es extremadamente completo. Hay inteligencia en la forma en la que juega”.

Los locales notaron la ausencia de Evan Mobley. El 3 del último draft no volverá a las canchas hasta diciembre por una distensión muscular en el codo derecho. Sin él, Lauri Markkanen se multiplicó y terminó con 22 tantos y Jarrett Allen, con 20 y 15 rebotes. Ricky Rubio, por su parte, realizó una buena actuación: 16 puntos, 7 capturas y 5 asistencias.

Rozier hizo la diferencia ganadora de los Hornets sobre los Wizards

La inspiración del escolta Terry Rozier volvió a ser decisiva al aportar 32 puntos, su mejor marca de la temporada, que ayudó a los Charlotte Hornets a vencer de visitantes por 103-109 a los Washington Wizards.

Rozier, que anotó ocho triples, consiguió el último a falta de 12,9 segundos para el final del tiempo reglamentario, y puso la ventaja definitiva a favor de los Hornets.

El base LaMelo Ball mantuvo su solidez en el juego interior al conseguir un doble-doble de 28 puntos, 13 rebotes, siete asistencias y tres recuperaciones de balón que también ayudaron a los Hornets (11-8) a ganar el sexto partido de los últimos siete que han disputado, incluidos dos contra los Wizards en la última semana.

El pívot Montrezl Harrell acabó con un doble-doble de 24 puntos y 18 rebotes con los Wizards, su mejor marca de la temporada, mientras que el escolta Kentavious Caldwell-Pope tuvo 17 tantos.

El escolta All-Star Bradley Beal anotó 18 puntos y el ala-pívot Kyle Kuzma tuvo otro doble-doble de 11 puntos y 13 rebotes como mejores jugadores de los Wizards (11-6).

El base brasileño Raúl Neto consiguió cuatro puntos como reserva al disputar 11 minutos con los Wizards y anotar 2 de 5 tiros de campo, falló los dos intentos de triple y no fue a la línea de personal.

Neto capturó dos rebotes defensivos, dio una asistencia y perdió tres balones.

Los Wizards habían estado abajo hasta 17 puntos en la segunda mitad, pero utilizaron una recuperación tardía de 7-0 para reducir el déficit a 105-103 después de un 3 de Caldwell-Pope con 51,6 segundos por jugarse.

Miles Bridges falló un mate, pero después de una pérdida de Harrell, el balón terminó de nuevo en las manos de Rozier, quien anotó los primeros seis triples de la noche, hizo su último para terminar 8 de 11 desde fuera del perímetro.

Charlotte acertó 15 de 31 triples, mientras que Washington, que perdió una racha de cuatro victorias consecutivas en casa, fue solo 9 de 36.

Young y Capela lideraron a los Hawks en el triunfo sobre los Thunder

El base Trae Young mantuvo su buen toque de muñeca y con 30 puntos, incluidos 21 que anotó en la segunda mitad, se erigió en el líder del juego ofensivo de los Hawks de Atlanta que ganaron por 113-101 a los Oklahoma City Thunder.

Mientras que el pívot suizo Clint Capela hizo valer su presencia en el juego interior al aportar un doble-doble de 10 puntos y 15 rebotes.

La victoria fue la quinta conseguida por los Hawks en la serie de cinco que han disputado de locales.

El base novato, el australiano Josh Giddey, de 19 años, logró 15 puntos, ocho asistencias y siete rebotes, y el alero canadiense Luguentz Dort aportó otros 15 puntos, que no impidieron la derrota de los Thunder.

Oklahoma City no contó con su líder anotador, el escolta canadiense Shai Gilgeous-Alexander, quien se perdió su primer partido de la temporada por una lesión en el tobillo derecho.

Un partido después de acertar 52% de sus tiros de campo el sábado contra los Hornets, los Hawks tuvieron otro 54% el lunes por la noche en la primera mitad y 48% al concluir el partido.

Los Thunder eliminaron una desventaja de 10 puntos en el segundo cuarto y empataron el marcador a 56 cuando el pívot novato reserva Jeremiah Robinson-Earl anotó un par de tiros libres con 3:01 minutos por jugar.

La alegría duró 30 segundos después de que el alero Cam Reddish acertara un triple de larga distancia y los Hawks recuperasen la ventaja para ya nunca más perderla.

Atlanta mejoró a 6-0 con la alineación titular de Young, Capella, Kevin Huerter, el serbio Bogdan Bogdanovic y John Collins. Los Hawks también están 8-1 en casa y 1-8 como visitantes.

Oklahoma City (6-11) batalló para mantener el paso en la segunda mitad y Atlanta extendió la ventaja de seis puntos al medio tiempo a 93-71 en el tercer cuarto.

Los Thunder solo anotaron 11 puntos en el tercer periodo y acabaron el partido con un 40% de tiros de campo y el 26% en triples (10 de 38).

El alero argentino Gabriel Deck salió un minuto al campo con los Thunder y se fue sin actividad estadística.

DeRozan y LaVine volvieron a ser la combinación ganadora de Bulls

El alero DeMar DeRozan, con 31 puntos, y el escolta Zach LaVine, que agregó 21, fueron los principales artífices del triunfo de los Chicago Bulls ante los New York Knicks (109-103).

El base Coby White anotó 10 de sus 14 tantos en el último cuarto para Chicago (12-5), que ganó su segundo partido consecutivo y cuarto en cinco encuentros.

El ala-pívot Julius Randle aportó un doble-doble de 34 puntos al acertar 13 de 18 tiros de campo; capturó 10 rebotes y repartió tres asistencias como líder de los Knicks.

Después de ir perdiendo hasta por seis tantos en el tercer cuarto y 72-74 al comienzo del último, los Bulls arrancaron el periodo final con triples sucesivos de White y el alero Derrick Jones Jr. que les puso al frente del marcador (78-74).

Para White, fue su primer triple desde que regresó al plantel el 15 de noviembre después de someterse a una cirugía en el hombro izquierdo antes del inicio de la temporada.

Chicago regresaba a casa luego de una gira de cinco partidos por el oeste del país, y Nueva York disputaba el segundo encuentro en una jornada doble en días sucesivos.

Los Knicks tuvieron problemas en sus tiros de campo, pero se mantuvieron en la pelea gracias a que encestaron 16 tiros libres en 18 intentos.

En la recta final llegó la inspiración de DeRozan que fue la que hizo la diferencia y aseguró la victoria de Bulls, líderes destacados en la División Central y empatados con los Brooklyn Nets.

Holiday encabezó exhibición encestadora de los campeones Bucks

Esta vez le tocó al base Jrue Holiday ser el líder del ataque de los Milwaukee Bucks al aportar 18 puntos y guiarlos al triunfo por 123-92 a los Orlando Magic.

La facilidad encestadora de los Bucks les permitió llegar al descanso con la mayor ventaja (77-36) en la historia del equipo de Milwaukee.

Antes del lunes, la mayor ventaja de Milwaukee al medio tiempo era de 78-40 sobre Detroit Pistons registrada el 26 de diciembre de 1978. Los Bucks ganaron ese encuentro por 143-84.

Milwaukee eventualmente construyó una ventaja de 51 puntos, convirtiéndose en el primer equipo en liderar un partido por al menos 50 puntos esta temporada.

La ventaja más grande que se había registrado hasta el lunes era de 45 puntos conseguido por los Minnesota Timberwolves en su victoria de 138-95 sobre Memphis Grizzlies, el pasado sábado.

Milwaukee superó a Orlando por segunda ocasión en tres días. Los Bucks ganaron por 117-108 el sábado.

El escolta reserva Pat Connaughton acabó con 17 puntos, que lo dejaron segundo máximo encestador de los Bucks que tuvieron a siete jugadores con números de dos dígitos, entre ellos al ala-pívot griego Giannis Antetokounmpo que consiguió 12 puntos, nueve asistencias y ocho rebotes, además de poner dos tapones.

El pívot Bobby Portis, que ha surgido con su mejor juego individual, dominó la pintura al irse con un doble-doble 13 puntos, 11 rebotes y tres asistencias.

Orlando (4-14), que jugó el segundo partido consecutivo con los Bucks, lo hizo de nuevo sin su principal anotador, el base Cole Anthony, quien tiene una lesión en el tobillo derecho.

El entrenador de los Magic, Jamahl Mosley, no dio a conocer una fecha definitiva para el regreso de Anthony.

Redacción SNPD con información de EFE y AS