Las Vegas, Estados Unidos. El púgil ucraniano Vasiliy Lomachenko y el estadounidense hondureño Teófimo López Jr., dieron el límite de la división de los pesos ligeros, 135 libras (61,235 kilogramos), durante la ceremonia de pesaje que se llevó a cabo ayer viernes para su pelea de unificación de los títulos del peso ligero.

Lomachenko, de 32 años, que posee los títulos avalados por la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y la Organización Mundial (OMB), expondrá sus títulos ante López, campeón de la Federación Internacional (FBI).

Durante la ceremonia de pesaje, se vivió un momento de tensión, cuando ambos púgiles se miraron fijamente a los ojos después de subir a la báscula.

Aunque los enfrentamientos entre los peleadores han sido escasos en las ceremonias de peso recientes debido a las pautas de distanciamiento social implantadas para estos eventos, debido a la pandemia del coronavirus, el ucraniano y el hondureño violaron las restricciones en un intento de enfrentarse uno a otro.

López dijo que Lomachenko «salió negativo (para COVID-19), yo salí negativo, así que ¿por qué no enfrentarlo de cerca? Así es como todos quieren. Él tiene malos modales, pero yo estoy listo», declaró López después del pesaje.

El peleador hondureño, que tiene marca invicta de 15-0, con 12 victorias por la vía del nocáut, aseguró que saldrá con la mano en alto y los títulos de campeón en su poder.

«Tengo muchas posibilidades de salir campeón, mucha estrategia, lo castigaré con golpes al cuerpo, muchos a la cabeza. Hay muchas cosas que puedo hacer sobre el cuadrilátero para derrotarlo», comentó López.

Agregó que además de imponerse en el castigo físico, «voy a pelear de manera inteligente».

Lomachenko, que acumula una marca de 14-1 con 10 nocáuts, además de poseer las coronas de la AMB y la OMB, es el campeón «franquicia» del Consejo Mundial (CMB).

El púgil ucraniano, haciendo caso omiso de las palabras de López, y manteniendo fría la cabeza durante toda la semana, al concluir la ceremonia de pesaje, se limitó a decir que «sólo quiero que la pelea se alargue los 12 asaltos, no quiero terminarla muy rápido».

Lomachenko no quiso hacer más comentarios ni explicar el objetivo de desear que la pelea se vaya a los 12 asaltos, tampoco indicó qué estrategia podría desarrollar sobre el cuadrilátero para ganarle a López, de 23 años.

EFE noticias