Luis Vicente León durante su exposición en el foro Venezuela 2022. Foto: Brayan Silva

Ciudad Guayana.- El presidente de la encuestadora Datanálisis, Luis Vicente León, insistió en que levantar las sanciones significaría una respuesta positiva para el crecimiento económico del país; sin embargo, remarcó que el garantizarles a los venezolanos que no exista una malversación de fondos es imposible en este momento.

«No hay forma de garantizar que no haya malversación o corrupción mientras no existan mecanismos de contra balances institucionales en Venezuela. Ese riesgo siempre va a estar ahí. No obstante, mejor eso que lo que se tiene. La incorporación de producción petrolera y que no tengas que dar 40% para vender tu petróleo, a través de terceros, te garantizará mejoras. Aunque se roben una parte, habrá un gran ingreso que va terminar sin duda en acción social y resolución de problemas», aseveró.

Durante una visita a Puerto Ordaz, a propósito de su participaciónen el foro «Venezuela 2022, retos y oportunidades económicas», León explicó que la prioridad que debería tener el Ejecutivo en este momento, es la pronta solución de las sanciones internacionales que, a su juicio, representan un obstáculo para el avance del crecimiento del país.

En ese sentido, culpó a las sanciones de no ayudar a la recuperación política y económica, del país, administrado por los gobiernos chavistas. «Primero necesitas resolver problemas de infraestructura y para eso necesitas solucionar el tema de la negociación internacional. Las limitaciones que te dan las sanciones te impiden pagar la recuperación de los elementos eléctricos, el sistema de agua o la infraestructura vial. Tienes que invertir en infraestructura para poder garantizar crecimiento en el futuro», afirmó.

Pese a ello, las sanciones llegaron al mercado petrolero de Venezuela, apenas, en 2019. Antes de ellas, el país ya contaba con la hiperinflación más alta jamás registrada y la pérdida del Producto Interno Bruto superaba el 70 %.

Antes del 2019 las amonestaciones iban dirigidas a personas adeptas al Gobierno y que tenían vínculos con las actividades ilegales que comprometían la seguridad nacional del país norteamericano.

«Yo no invertiría ni un dólar en esas acciones»

Sobre el anuncio de Nicolás Maduro de ofrecer hasta el 10% de las acciones de las empresas del Estado, a través de las bolsas de valores de Caracas; Luis Vicente león expuso su incredulidad a la hora de invertir «en esas empresas quebradas».

«Esas empresas no son rentables, son empresas que pierden dinero. ¿Racionalmente valdría la pena que el Estado la siga manejando y tú metas tu plata?, no. Yo no estaría dispuesto a meter un dólar en una empresa que está bajo el control del Estado y que se ha demostrado que no funciona y pierde dinero», precisó.

Asimismo, ratificó el hecho de que muchos inversionistas puedan invertir, al encontrar una oferta con bajos precios y que resulte atractiva para los inversores.

-¿Cómo puede un inversionista confiar en un Gobierno que tiene más de 5.000 intervenciones en el sector privado?

­- Yo creo que el Gobierno está mostrando una disposición de incorporación del sector privado en el mercado. Ese es un primer paso positivo.  La única manera de que un inversionista venga a Venezuela es que olfatee un negocio. Que pueda comprar barato. Que la oferta sea atractiva y yo no creo que eso ocurra a menos de que esta medida de ofrecer las acciones de las empresas públicas sea el inicio de una privatización de la CANTV, de las empresas de Guayana o de la petrolera.

– ¿Qué piensa de la posibilidad de que esta reprivatización pueda ser una opción de entregarle las empresas a posibles testaferros del Gobierno?

-Es perfectamente posible. Nosotros no tenemos claro cómo van a ser las condiciones en las que el Gobierno va subastar o vender esas acciones. Si el Gobierno decide colocarlas de manera directa a sus propios amigos, porque piensa además que en el futuro se las puede vender completas, pues eso puede pasar.

-Tal y como pasó en Rusia. Allá muchas empresas se les vendieron a los amigos de Putin. ¿Eso puede pasar?, pues sí claro. Allí hay una alternativa potencial. Hay que esperar y ver cómo se desenvuelve todo.

¿Cuánto puede resistir el Banco Central de Venezuela el inyectarle divisas a la economía venezolana para estabilizar el tipo de cambio, pero agotando las reservas internacionales?

– La cantidad de dinero que el Gobierno ha invertido para estabilizar el tipo de cambio, se estima en unos 1.500 millones de dólares anuales. Con el crecimiento del precio del petróleo, por supuesto que el Ejecutivo tendría dinero para poder mantener esa estabilidad durante un buen tiempo.

 Sin embargo, esa estabilidad no es real. Genera un impacto negativo en la sobrevaluación del tipo de cambio. Hace que las industrias no sean necesariamente competitivas. Genera estímulos sobre la importación que hay que corregir. El gobierno debe buscar un equilibrio distinto que lo dé el mercado y su capacidad, y no una política de quemar las reservas en el camino. 

Brayan Silva