Los medios de comunicación Nueva Prensa Digital, News 105.3 Fm; el centro comercial Guayana Gourmet y comercios aledaños sufrieron cuantiosos daños en sus equipos, debido a un apagón que se registró en la zona de Alta Vista, desde el domingo 25 de septiembre hasta la tarde-noche del lunes, 26.

Una cuadrilla de Corpoelec se acercó al edificio empresarial de Nueva Prensa, el lunes en horas de la tarde, luego de las insistentes llamadas por parte del personal que labora en el medio digital, sin embargo, un reservado trato de los técnicos impidió conocer a detalle el problema que ocasionó el apagón.

Tras la revisión de la tanquilla eléctirca, el personal de la estatal indicó que estaban dañados unos codos de soporte de electricidad y que la reparación debía correr por parte de los comerciantes y empresarios, ya que ellos no contaban con el repuesto; tampoco con el material ni herramientas para trabajar, pues afectados alegan que tuvieron que comprar hasta la cinta adhesiva que se usó.

Los trabajos de reparación se tardaron entre 6 y 7 horas; la tensión entre comerciantes y técnicos Corpoelec estuvo presente en todo ese momento, al ver que el personal no contaba con las herramientas necesarias para cumplir su trabajo.

La falla eléctrica, que pudo evitarse si se asignaran recursos económicos para renovar, repotenciar, hacer mantenimiento y reparar el sistema eléctrico regional, no sólo generó cuantiosos daños a las empresas afectadas, sino que también apagó el comercio en esa zona y a los medios de comunicación. 

En Nueva Prensa Digital se debe costear el daño de compresores de aires acondicionados, como consecuencia de la falla eléctrica, además de reparación de transmisores de News 105.3 FM; otras empresa sufrieron daños en sus hornos de cocina y equipos. 

El incremento de apagones en Ciudad Guayana se ha vuelto una constante durante los últimos meses, pese a tener una central hidroeléctrica exclusiva para proporcionar electricidad a la localidad.

Escenario muy preocupante y lamentable, pues ratifica la fragilidad, precariedad, vulnerabilidad e inestabilidad del sistema eléctrico regional.

Según una encuesta sobre el servicio eléctrico de Venezuela, realizada en mayo de 2022 por el Observatorio Venezolano de Servicios Públicos en 12 de las principales ciudades del país, en promedio, 62 por ciento de los encuestados juzgó de forma negativa la prestación del servicio.

En julio se contabilizaron 3.789 cortes, nada más en el estado Zulia y 1.890 en Táchira; indicadores nada positivos para el proyecto que tiene el Gobierno de Nicolás Maduro de «recuperar» en su totalidad los servicios públicos antes de finalizar el año 2022.