La Comisión Permanente de Ambiente Ecología y Desarrollo Agrario del municipio Caroní exigió que se retome la Red de Vigilancia en Ciudad Guayana, para controlar y verificar que las empresas básicas de la ciudad cumplan con los requerimientos necesarios para no contaminar el ambiente.

Esta queja parte de la fuga de alúmina que arropó varios sectores de la parroquia Unare, el pasado 5 de septiembre.

«Hace muchos años atrás en nuestra ciudad había una red de vigilancia de aire y de calidad del agua. Queremos que retomen nuevamente esa vigilancia de aire, porque existe una contaminación del aire puro y un estudio constante te permite detectar a tiempo ese tipo de situaciones», manifestó la presidente de la comisión, concejal Aliana Estrada.  

El grupo de concejales que conforman la comisión de ambiente se reunieron con representantes gremiales de distintos sectores de la sociedad, para abordar el tema de la fuga de alúmina de la estatal de CVG Bauxilum.

«Invitamos al presidente de la CVG, a Inpsasel (Instituto Nacional de Prevención, Salud y Seguridad Laborales), y a todos los organismos competentes, pero la gente del Gobierno no asistió. Las organizaciones sociales sí asistieron», informó Estrada.

Estrada puntualizó en que ningún organismo gubernamental se pronunció en favor de las comunidades afectadas, a razón de informarles cuáles son los procedimientos a seguir por tener contacto con este químico, el cual es catalogado como peligroso por la concejal.

“Nos llama la atención que, frente a este hecho, no hay ningún pronunciamiento de nadie para decirle a la población que es lo que tiene que hacer frente a este tipo de situaciones”, aseveró.

Inicio del conflicto

A principios del mes de septiembre, la ciudad fue testigo de un polvillo blanco (óxido de aluminio) que invadió las comunidades aledañas a la zona industrial de Puerto Ordaz.

Esta fuga de alúmina calcinada provenía de CVG Bauxilum, debido a que iniciaron operaciones con equipos que no estaban aptos. El calcinador 101 no tenía en condiciones operativas un filtro que, justamente, prevenía este hecho.

Debido a que las autoridades ambientales no se pronunciaron, y la CVG Bauxilum publicó un comunicado después de cuatro días ofreciendo disculpas, la Comisión de Ambiente solicitó ante el Consejo Municipal de Caroní que se abriera una investigación para señalar los culpables de este daño ambiental.

Sin embargo, hasta los momentos el organismo municipal al que acudieron los concejales no ha dado ningún tipo de pronunciamientos.

-¿El Consejo Municipal no les ha dado ninguna respuesta a su petitorio?

-Te puedo decir que la presidenta del Consejo Municipal se comunicó con nosotros vía WhatsApp para decirnos que ya se había abierto una investigación al respecto.Pero aún no nos dicen nada sobre los resultados de esa investigación. La población necesita pronunciamientos oficiales.

Petitorio

Aliana Estrada manifestó que introducirán ante el Consejo Municipal de Caroní, un petitorio para discutir la restitución de la red de vigilancia atmosférica que, a su juicio, ya no existe porque las empresas básicas están en quiebra y no tienen cómo costear el pago de ese tipo de investigaciones.