Voluntad Popular

Cerca de 2.300.000 venezolanos sufren déficit nutricional, según un indicador presentado este jueves por el Gobierno de Nicolás Maduro y que ha mejorado de manera significativa desde 2017, cuando un tercio de la población (unos 11 millones de ciudadanos) padecía algún tipo de inseguridad alimentaria.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, presentó este dato ante la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), de contundente mayoría oficialista, durante su rendición de cuentas anual y consideró que las cifras actuales requieren de mayor trabajo para ayudar a las personas que no tienen garantizada una buena alimentación.

«Se ha bajado el déficit nutricional que logró colocarse en el año 2017, año de una guerra brutal, en un 35,6 %. Hoy podemos decir que tenemos un déficit nutricional, que vamos a seguir atacando y resolviendo, del 7,7 %», dijo el mandatario.

«Hay que seguir con las políticas alimentarias, de atención y de inversión en nuestro pueblo», prosiguió.

Explicó también que, luego de un quinquenio (2015-2020) de escasez generalizada de productos, el abastecimiento cerró 2022 en 97 %, lo que supone una «diversidad de oferta en productos nacionales e internacionales», tanto en supermercados, farmacias como en otros establecimientos de consumo masivo.

El 53,3 % de los venezolanos vive por debajo del umbral de la pobreza extrema, según la Encuesta sobre Condiciones de Vida (Encovi) elaborada por la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB).