Trinidad.-El pasado sábado 30 de abril, un ciudadano venezolano identificado como Joel Fernández, fue asesinado en una zona residencial de la ciudad de Couva, en Trinidad y Tobago.

Según un informe policial, alrededor de las 8:00 p. m., momentos después de que la víctima se detuviera en el patio de su casa en la urbanización Mc Bean Village, hombres armados que iban en un carro Audi negro, abrieron fuego contra él.

La policía dijo que Fernández, junto con una mujer, eran bien conocidos en el área, ya que vendían zapatillas y pantuflas de marca debajo de un árbol de mango frente a Savannah a lo largo de Old Southern Main Road, Mc Bean Village.

Cuando Guardian Media regresó a la escena el domingo, la puerta de la casa estaba cerrada. No había nadie en la casa. Algunos vecinos dijeron que estaban “bastante conmocionados” por el incidente.

Una persona que pidió anonimato estricto dijo: “Aquí suele haber una pequeña zona residencial tranquila. Estamos realmente conmocionados al escuchar lo que le sucedió al hombre español. Las cosas están muy mal en este país”.

Una fuente policial reveló que así como este venezolano otros ciudadanos están siendo perseguidos por sus enemigos desde Venezuela hasta Trinidad y Tobago y, según la fuente, están “tratando con ellos”.

Sin embargo, los agentes de policía que investigan aún no han determinado el motivo del asesinato de Fernández.

 

Agencia