La Encuesta Nacional de Hospitales reveló este miércoles que el 41 % de las instalaciones sanitarias del país sufrieron robos y hurtos durante el año 2022, cuyas víctimas fueron los trabajadores de estos centros, pacientes y acompañantes. 

Asimismo, precisó que 59 % de los hospitales, reportaron hechos de violencia hacia el personal de salud, por parte de los familiares de los pacientes. 

Las agresiones se deben -señala el documento- a que «los familiares culpan al personal por las deficiencias de los centros de salud, falta de equipos y de insumos que son necesarios para poder atender a los pacientes».

«Nuestros hospitales están minados de inseguridad y violencia y esto, dentro de un contexto ya precario en términos de insumos y servicios, hace que quiénes hacen vida, tanto el personal como los pacientes, sean víctimas de un sistema complejo y con poca capacidad de atención», agregó Médicos por la Salud.

Por otra parte, la ONG Médicos por la Salud reportó que en 2022, la operatividad promedio de los equipos de diálisis fue de un 84 %, lo que significa una «ligera tendencia a la mejoría», que empezó a mediados de febrero y se mantuvo hasta final de año.