Madrid, España. Rapder igualó la hazaña de leyendas del ‘freestyle’ como Azcino y Jony Beltrán y se convirtió en el tercer bicampeón de la historia de la Final Nacional de Red Bull Batalla de los Gallos en México tras imponerse a Yoiker en la última batalla de la noche.

Tras su meritorio triunfo en 2018, Rapder volvió a levantar el oro en Red Bull por segunda vez y escribió su nombre junto al de Azcino y Jony Beltrán en la selecta lista de campeones que repitieron éxito en el país azteca, y de otros como Valles-T, Pepe Grillo, Junior, Alvin, Sami Cultura, Deeflow, Dtoke, Jota, Chuty, Arkano, El B o SNK, que lo logró en Costa Rica hace escasos días.

Además, su primer puesto le aseguró una plaza en la próxima Final Internacional, en la que acompañará a su compatriota Aczino, clasificado directamente tras lograr el bronce en la edición de 2019, y a Bnet, Valles-T, Shield Master, Minos, Acertijo y SNK, a falta de conocer al resto de campeones nacionales de República Dominicana, España, Estados Unidos, Colombia, Perú, Argentina, Uruguay y Ecuador que completarán la lista en las próximas semanas.

Hasta alcanzar el reconocimiento como mejor improvisador mexicano de 2020, Rapder tuvo que superar un cuadro plagado de nuevos talentos en el que se cruzó con la carismática Karey en el enfrentamiento de octavos de final, con el campeón venezolano Lancer en la ronda de cuartos, con la revelación Ari Carrillo en una igualada batalla de semifinales y con un sólido Yoiker en la final.

Así, el camino del campeón comenzó al solventar con suficiencia su cruce frente a Karey, en el que consiguió pasar de ronda y esquivar cualquier rima relacionada con la polémica reciente que dañó su imagen por una batalla ante la española Sara Socas.

“A pesar de las muchas críticas que he recibido, aquí seguimos haciendo nuestro trabajo”, dijo emocionado Rapder tras el evento en referencia al ruido mediático que se ha generado a su alrededor en los últimos tiempos mientras Lobo Estepario, su verdugo –y a la postre campeón– en 2019, le extendía la medalla.

En el lado opuesto del cuadro, algunos de los principales candidatos a levantar el título caían en enfrentamientos dignos de rondas más avanzadas. Garza perdió ante Red One, Dominic volvió a ver frustradas sus opciones de proclamarse campeón al perder ante Skiper y RC, aunque exhibió sus virtudes en una de las mejores batallas de la noche, no pudo con la inspiración de Yoiker.

En cuartos de final, Rapder hizo valer su experiencia y su facilidad para desarrollar ideas al inclinar la batalla a su favor ante Lancer Lirical, habitual competidor de la escena mexicana por la situación de Venezuela y uno de los rostros más importantes del circuito internacional.

Tras imponerse en semifinales a Ari Carrillo, que se reveló como uno de los grandes talentos nacionales al terminar en cuarta posición, Rapder reservó su plaza para hacer historia a la espera de conocer al rival.

Así, en la otra semifinal, Yoiker y Skiper firmaron una de las batallas más vibrantes del evento, resuelta a favor del rapero del “flow pesado”, a pesar del notable rendimiento del finalista de 2019 que sí consiguió un sitio en el podio por tercer año consecutivo.

En la final, el “cypher” organizado por Red Bull se tiñó de fiesta en una celebración de la improvisación al son de los ritmos de DJ Sonicko en la que las rimas y los constantes ataques entre Rapder y Yoiker se sucedían unos tras otros.

Finalmente, el mítico “host” Serko Fu culminó la hazaña de Rapder al alzar su brazo como campeón tras el fallo de Lobo Estepario y Jony Beltrán –Aczino optó por una réplica– a su favor.

EFE noticias