Carabobo.-Un comisionado agregado murió tras recibir cuatro impactos de proyectiles distribuidores en el rostro y el pecho. Desconocidos asesinaron al funcionario de la policía del estado Carabobo.

El infortunado respondia al nombre de Edgar Miguel Olivas de 43 años de edad, estaba sin vida en la carrera Mariara, San Joaquín, municipio Diego Ibarra.

Pasadas las 11:00 de la noche del miércoles, localizaron el cadáver, luego dieron parte a los cuerpos de seguridad.

La víctima era comisionado agregado, cuando murió realizaba funciones de vigilante en una empresa privada.

Al parecer, varios sujetos intentaron ingresar a la Estación de Servicio Gran Prix y el oficial los enfrentó.

Atracadores engañaron a su víctima, tras hacerle creer que habían huido del sitio.

Edgar, salió a verificar la situación y es cuando los malhechores lo someten, luego procedieron a ejecutarlo.

Comisiones de los diversos cuerpos de seguridad se hicieron presentes, sin embargo, no dieron con el paradero de los homicidas.

Supervisor asesinado

El supervisor jefe de la Policía Nacional, Freddy José Bastidas González, adscrito a la Dirección de Espacios Acuáticos fue encontrado en la parte alta del sector El Pipe, Acarigua, con impactos de proyectiles.

Expertos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, encontraron, además, de la credencial del funcionaron, otro carnet, pero de su hermano, quien también es policía.

Ambos casos son investigaciones por detectives de la policía judicial, los pesquisas no descartan ninguna hipótesis.

Bladimir Martínez Ladera

Bmartinezqsoynuevapresadigital.com